Wikileaks, la gimnasia, Stratfor y la magnesia

La edición digital del moribundo diario Público ha mostrado correos internos de la empresa Stratfor que miembros de Anonymous facilitaron a Wikileaks. Stratfor es una empresa de análisis estratégicos que ofrece sus servicios por suscripción. En su momento, cuando se anunció que Anonymous había obtenido acceso a los servidores de Stratfor, salió publicado el listado de clientes y se dijo que además había obtenido los datos de las tarjetas bancarias de los clientes.

Una “verdadera CIA en la sombra” que “se financia en gran parte con dinero público de los países occidentales” la ha llamado Público, cuando en realidad no es más que una empresa de análisis que tiene por clientes a entidades públicas, empresas privadas e individuos. Ridiculizan que Stratfor use fuentes abiertas, sin entender cómo funciona el mundo de la inteligencia. El tratamiento en las noticias de esta exclusiva para España (Wikileaks vuelve a actuar de cuello de botella de la información) es bastante sensacionalista. Otra vez mucho ruido y pocas nueces.