Allí donde coloco mis libros está mi hogar

Yo mido los años por cursos escolares, una vieja costumbre de estudiante. Así que el año acabando o comenzando según se mire. Y como suele suceder por estas fechas para mí toca buscar un lugar para mis trastos en Madrid. Esta vez he caído en Chamberí. Parece un lugar agradable para pasear. Cuando te quieres dar cuenta estás en esos sitios a los que antes iba en Metro.

Acabo de instalarme y no sé por cuánto tiempo estaré sin Internet. A veces, junto a la ventana, pillo la conexión wifi de un vecino anónimo. Así que como navegar se ha convertido en una experiencia imprevisible y frustante he redescubierto el placer de leer en el silencio de una casa por el momento vacía y tranquila.

El casero me instaló el domingo la estantería que pedí para mis libros. Tengo bastantes lecturas pendientes. Y desde EE.UU. viene más en camino. No sé con qué frecuencia podré escribir en el blog a partir de ahora. Sólo espero que las lecturas y las tardes tranquilas que se avecinan sean productivas.

Los blogs que me gustaría leer

Decía el otro día que creo que este blog tendrá fecha de caducidad. Y lo digo no porque quiera dejar de escribir, sino porque el proyecto habrá cumplido un ciclo.

Sucede que en la blogosfera española van surgiendo blogs afines que van ocupando nichos de mercado temáticos. Sin embargo hay unos cuantos por ocupar. Y me gustaría descubrir que alguien se está dedicando a ello. Son la lista de blogs en español de seguridad y defensa que me gustaría leer:

-Blogs de militares profesionales.

¿Alguien sabe cómo es la vida en los cuarteles del ejército profesional? Yo tengo cierta idea y me encuentro que las referencias que la gente tiene son una colección de tópicos sobre el franquismo y recuerdos de la mili.

Un militar profesional que publicara un blog tendría que andarse sobre qué cosas publica. Tendría que ser anónimo. Y tan pronto alcanzase notoriedad el blog estaría condenado a cerrarse. Pero mientras, me gustaría leer sobre la vida de los militares españoles en lugares como Bosnia, Líbano o Afganistán. Averiguar cosas como por qué con mismo presupuesto en unos cuarteles se come tan bien y en otros tan mal o cuáles son las mejores botas de campaña. O también simplemente envidiar lo que se seinte en una puesta de sol vista desde la vela de un submarino.

-Política e industria de defensa.

Los temas de seguridad y defensa atraen poca atención de los políticos y del público en general. Y sin embargo se producen gastos importes que implican decisiones controvertidas. ¿Por qué se compra el producto X a pesar de que el informe técnico recomendaba el Z? ¿Es mejor acudir a EE.UU. y obtener un producto superior o comprar español o europeo con la esperanza de que la I+D de frutos a la larga? Soy el primero en reconocer que me pierdo en estas temas. Por eso me gustaría leer a alguien con conocimiento de causa. El debate público ganaría.

-Regiones y países

La comunidad de expatriados españoles no es tan grande como la que forman la suma de ciudadanos de países anglosajones que son tan fáciles de encontrar en la blogosfera. Así que echo en falta blogs de españoles que vivan en sitios interesantes y aporten la visión y la información que sólo se obtiene sobre el terreno. Existen excepciones como Kirai, pero a lo que me refiero es a poder leer a españoles que vivan en lugares como Marruecos o Argelia y nos den aporten claves políticas y sociales que no encontramos en los medios habituales. Estoy seguro que ayudarían a derribar muchos mitos.

El día que existan todos esos blogs y yo haya concluido la reflexión teórica sobre las guerras posmodernas cerraré el kiosko y podré dedicarme a cosas realmente importantes: La cuarta temporada de House, la segunda temporada de IT Crowd o a darle vueltas a qué cámara réflex digital comprarme (¿Sony Alfa 100 o Olympus E-510?). Creo que tendría entonces un blog que no desentonaría con el resto. Aunque me pregunto quién querría leer un blog de más de lo mismo.

A destajo

El sábado acudí a la Feria del Libro de Madrid para comprar Los 70 a destajo, el libro de memorias de Pepe Ribas y conseguir que me lo dedicara. Los 70 a destajo” es un minucioso libro de memorias del que fuera uno de los impulsores de la mítica revista Ajoblanco. La iniciación en la lucha política y el ansia por transformar la realidad huyendo de los dogmatismos imperantes en la izquierda trasncuren en paralelo con los estertores del régimen de Franco. Nacerá entonces la revista Ajoblanco, cuya gestación, crecimiento y fin serán paralelos a la Transición.

Conocí la revista en su segunda época. Y me sirvió para abrir nuevos horizontes antes de la era en que la Red disipase distancias. Lo conté brevemente en mi blog a raíz del lanzamiento de la revista en su fallida tercera época. Los tiempos habían cambiado en un mundo cínico donde la contracultura y la crítica al funcionamiento de la sociedad han sido asumidos hasta por las agencias de publicidad que nos venden coches y yogures ricos en fibra.

Pienso todo ello y me pregunto: ¿Qué harían los jóvenes de aquel entonces si vivieran con aquel ímpetu este presente? ¿Hablarían de los mismos temas sólo que huirían del papel o su mirada se posaría en otros temas pero con igual entusiasmo? Sigue pensando que son tan necesarias nuevas ideas. Mientras, otra generación con otra sensibilidad emprede una aventura equiparable y en la que estoy invitado…

Nota para los lectores: Que nadie se preocupe. Esta semana vuelvo al tajo. Eso es, guerra, muerte y destrucción

Sobre el caso Couso: No es eso

Hace tiempo dije en este blog que habría que dedicarle unas líneas al caso Couso. El asunto ha vuelto a ser noticia estos días y creo que es buen momento. Como lo podría haber sido otro.

José CousoComo todo el mundo sabe, el día 8 de abril de 2003 en plena caída de Bagdad el cámara de televisión José Couso se encontraba en el Hotel Palestina. Allí se concentraba buena parte de la prensa extranjera, tal como cualquier seguidor de los medios de comunicación sabía aquellos días. El hotel era un buen observatorio sobre una zona de edificios gubernamentales en la otra orilla del río Tigris que hoy constituyen la Zona Verde. Los combates en las calles de Bagdad se sucedían mientras las tropas estadounidenses avanzaban de oeste a este hacia el corazón de la ciudad. José Couso y el cámara de Reuters Taras Protsyuk filmaban desde sus respectivas habitaciones. La información en Internet no es clara, pero si mi memoria no falla Jon Sistiaga en su libro “Ninguna guerra se parece a otra” contaba que Protsyuk se encontraba justo en el piso superior.

Hotel PalestinaEn plenos combates un carro de combate M-1 Abrams cruzó el río Tigris por un puente en el que el hotel quedaba aproximadamente un kilómetro a la derecha. Las imágenes grabadas por los periodistas del hotel muestran como el carro de combate gira su torreta y apunta con el cañón hacia el hotel. En aquel momento las tropas estadounidenses en la zona estaba bajo fuego de mortero y comunicaciones iraquíes interceptadas revelaban que había un observador realizando correciones de tiro. Transcurrió tiempo con el carro de combate en aquella posición. Al parecer el cañón se mueve siempre siguiendo el visor de tiro. Así que posiblemente el artillero del carro lo que estuviera fuera buscando un blanco en el hotel. ¿Qué vio? A pesar de que la óptica de un visor de tiro de carro de combate tiene el equivalente a un zoom, a esas distancias difícilmente identificaría un trípode con una cámara de televisión como tal. Podría confundirse con un lanzador de misiles anticarro. O simplemente viera el brillo de una óptica reflejando el sol. El tiempo transcurrido posiblemente se deba a que la tripulación del carro pidió autorización para disparar ante la duda. El hecho es que lo hizo. Protsyuk y Couso murieron.

Hasta aquí los hechos. Lo que siguió fue una campaña para convertir lo sucedido en un “crimen de guerra”. La muerte de José Couso se convirtió en un “asesinato” y nos cuentan que fue un intento deliberado de de acallar las voces de los periodistas no acreditados por las fuerzas armadas estadounidenses. No me entretendré en desgranar los argumentos que mezclan la conspiranoia con los prejuicios más típicos, rancios y aburridos contra EE.UU. Son una sarta de tonterías, producto del desconocimiento sobre la naturaleza de las guerras y sus leyes.

Sé que mi opinión no es simpática. Respeto el derecho legítimo a sentir dolor por la pérdida de alguien. Pero sé que el dolor y la angustia lleva a algunos buscar una siniestra racionalidad a los hechos, tratando de encontrar culpables donde no los hay. Lo he visto con el 11-M, con algunos familiares de víctimas a los que unos sinvergüenzas los han angustiado con la idea de que hay unos verdaderos culpables que andan libres por la calle (o la Moncloa). La cuestión es que alguien lo tenía que decir. Aunque no guste.

Anécdotas universitarias

En la Universidad tuve a un profesor cuya tesis doctoral versó sobre el Servicio Militar Obligatorio. Profesionalizado el ejército español se quedó sin objeto de estudio. Así que cuando conocí a un profesor especializado en el conflicto palestino le dije a un compañero de facultad:

-“Este ha sido verdaderamente listo. Va a tener tema de investigación para toda su vida”.-

-¡Qué cabrón eres!-Sentenció él.

Me acordé de la conversación cuando descubrí el blog de Íñigo Saenz de Ugarte, Guerra Eterna: Ideas y comentarios de las crisis de Oriente Medio

Bin Laden en El País

Un recorte de mis archivos. Nótese la fecha manuscrita

El profesor especializado en Oriente Próximo fue el presentador de una conferencia sobre los movimientos islamistas dada por una insigne experta en el asunto que ahora pisa moqueta académica e institucional. Varios profesores plantearon en el turno de preguntas las mismas dudas que yo tenía. Las respuestas no me convencieron. Creo que a mis profesores tampoco. La estrella invitada y el profesor de mi facultad parecían entenderse bastante bien. Entre bromas uno dijo que Osama Bin Laden era “un invento de la CNN”, lo cual el otro encontró muy gracioso.

A los pocos días tuvimos clase con nuestro profesor. Tenía un dolor fuertísimo en la espalda. Se la había destrozado haciendo proezas con la bicicleta fuera del alcance de su forma física. La visita de la estrella académica a nuestra universidad lo había tenido corriendo de un lado para otro.

-“Terminé totalmente agotado y hecho polvo estando pendiente de sus necesidades”-Dijo él en clase muy inocente. La carcajada fue general. Nos miró extrañados y entonces cayó en la cuenta. No recuerdo qué dije, pero en voz alta para que me oyera solté una burrada. ¡Qué diferente de mi primera semana en la universidad cuando miraba sorprendido a las personas que levantaban la mano para llevarle la contraria al profesor!

La blogosfera como think-tank

Allá por octubre, comienzo del curso escolar y para mí del año, me hacía preguntas que hoy siguen en el aire. Me preguntaba, entre otras cosas, por la carencia de think tanks privados de envergadura en España dedicados a los temas que trato aquí.

Han pasado varios meses y por el camino he ido descubriendo un número creciente de blogs afines y en español. No se trata de blogs que traten exactamente de lo mismo que aquí. ¡Menudo aburrimiento! Sino una serie de blogs cuyas temáticas y enfoques diferentes cubren toda la gama de temas. Desde la tecnología militar a la política internacional. Mi lista de habituales era hasta ahora la siguiente:

-La Harka de Aspizua, por Jorge Aspizua

-Guerra y Paz, por M. Atitar de la Fuente

-El Tirador Solitario, por Pedro Lucio

-Cosas de la Diplomacia, por Francisco Polo

-Guerra Eterna, por Íñigo Sáenz de Ugarte

Si comparamos con la blogosfera en inglés alguien podría echar en falta cosas como la abuela hippy que pasó un un año comiendo sandwiches de mantequilla de cacachuete para ahorrar y plantarse en Iraq y contarlo en un blog. O alguien como David Axe que tras escribir un libro sobre sus viviencias en el programa del Reserve Officers’ Training Corps ha terminado estos días en Timor Oriental descubriendo las guerras posmodernas. Pues resulta que sí tenemos a alguien así. Hernán Zin está viajando por medio mundo (Brasil, Sudán, Líbano…) y lo cuenta en su blog de 20 Minutos, Viaje a la Guerra.

¿Alguien echa en falta el punto de vista techie? También en los blogs de 20 Minutos encontramos a Pepe Cervera que en Retiario una día lo misma explica los problemas de Irán con sus centrifugadora de uranio que nos habla del “arma más horripilante del mundo”.

Y la cosa sube de nivel con el retorno a la blogosfera de Luis Solana, entre otras muchas cosas presidente del Observatorio Europeo de Seguridad y Defensa y nuevo miembro de Las Ideas.

Precisamente hace poco publicaba una carta abierta al Grupo Español de Estudios Estratégicos, baluarte neocón en España donde los haya. Los miembros del GEES han conseguido una destacada presencia pública en los medios de comunicación de derechas. No es de extrañar que Luis Solana confesara que en cierta manera les envidia. El asunto es preguntarse si esa notoriedad es producto de un genuino interés de la derecha por las cuestiones de Seguridad y Defensa, o si el GEES tiene tanta suerte colocando sus textos en los medios porque en estos momentos interesa más munición mediática contra el gobierno del PSOE sea el tema que sea. Es significativo cómo ha cambiado el tono de los materiales publicados por el GEES tras estar el PP en la oposición. (Ha sido publicado un libro recopilatorio del que en un futuro tendremos que hablar).

Sin embargo y queda también para otro día pensar si la notoriedad alcanzada en España por un think tank de derechas dedicado a los estudios estratégicos es resultado de que en la izquierda no había interés en debatir estos temas. Por suerte tenemos la blogosfera.

El final del comienzo

El viernes 15 llegó a mi buzón un trozo de papel que algún día en el futuro, mirando atrás, consideraré el verdadero comienzo de todo. El Centro de Estudios y Análisis de Seguridad certificaba con un diploma mi ponencia sobre Executive Outcomes en el IIº Congreso Internacional de Seguridad y Defensa. El primer hito en mi carrera como investigador.

En la Academia se publica o se perece. Nada cuenta el Google Rank o las referencias en Technorati. Pero no dejo de sentir que las acreditaciones académicas son sólo la obtención de una licencia que la blogosfera me ha dado todo este tiempo y gratis. Para bien o para mal en ese mundo empiezo el viaje.

Mientras tanto… He hecho un alto en mi elaboración teórica privada (el proyecto de libro) sobre las guerras posmodernas. Exponer los antecedentes históricos de la guerra moderna me había llevado al final de la Edad Media y este ¡a los tiempos de Carlomagno!. Así que era el momento de ir al grano. De dejar los antecedentes históricos para otro momento y aplicar otra máxima, esta del mundo de la informática: Release early and release often. Con una libreta Moleskine tamaño cuartilla y un bolígrafo Pilot G-2 a cuestas todo el día llevo semanas lanzando lluvias de ideas página tras página. Van ya más de cincuenta. El resultado, una vez pasado al procesador de texto y depurado, será la decantación de mis reflexiones sobre la transformación de la guerra. Hacer teoría lo que en este blog he desgranado en ejemplos, reflexiones y noticias. Será una aproximación al tema. Pero creo que tras dos años de escribir este blog centrándome en el asunto que actualmente le da título ha llegado la hora.

Estos días en que seguirá la lejanía de la blogosfera no les dejo solos. La blogosfera afín a este blog crece. Gracias a La Harka de Aspizua he llegado al Tirador Solitario.

Voz de alarma

Creo que en España sufrimos un desinterés nocivo por todo lo que ocurre en el arco que va de Mauritania al Golfo de Guinea. Luego nos estallan en la cara situaciones como la de la crisis de los cayucos. En vez de pregutamos de dónde han salido todos esas personas sólo tenemos demagogos presos del pánico gritando “¡Nos invaden los negros!”.

Cominganarchy.com, un blog que aparecerá a menudo por aquí, ha enlazado a un mapa del mundo reflejando el porcentaje de jóvenes entre 15 y 24 años por país. No entraré a discutir las tesis neomalthusianas de la web que aloja el mapa. Pero considerando el agotamiento de recursos naturales, la pobreza, las guerras civiles y la falta de expectativas, considerar el gran número de jóvenes sin futuro que habitan esos países nos ayudará a entender el “efecto llamada”. Aunque me temo que las advertencias desde este blog llegan tarde. En Tenerife se ha celebrado hace poco una manifestación xenófoba apoyada por un diario local.

El Lobo Estepario ya no está solo

Los lectores más veteranos recordarán que este blog empezó llamándose “El Lobo Estepario”. Al cambiar el nombre el espíritu a su manera siguió. Parecía que estaba solo en la blogosfera española española. Ya no.

Esta semana por fin he tenido la oportunidad de conocer personalmente, gracias a la invitación de Rafael Estrella a un acto de Diálogo Eurpeo, a Francisco Polo de “Cosas de la Diplomacia” y Jorge Aspizua. Allí entre el público también estaba Moeh, de Guerra y Paz.

Empieza a haber la suficientemente masa crítica. Y es que siempre es más interesante formar parte de una harka que ser el bloguero solitario.

La torre de papel

Ros pregunta dónde está la sección “Biblioteca”. Era una página con la lista de todos los libros relacionados con el contenido de este blog que tengo en mi biblioteca. Accidentalmente borré la página. Y crearla desde cero me dio pereza. El asunto es que soy un comprador compulsivo de libros. Y mi biblioteca sobre conflictos armados, historia militar y asuntos internacionales no para de crecer. En las últimas cinco semanas llevo ya diez libros comprados. Puede que algún día recupere la lista. O, mejor aún, que cree una lista de “libros recomendados”. Porque evidentemente no todo lo que se publica merece la pena ser comprado o leído. Y ahí quería llegar.

Soy un visitante asiduo de las librerías. Y desde el 11-S he apreciado el fenómeno “carretilla”: La sección de novedades parece llenarse mes a mes como si un empleado de la librería descargara con una carretilla una montaña de libros sobre terrorismo, Oriente Medio, Islam, la política exterior de EE.UU., etc. Una búsqueda en la base de datos del ISBN en la web del Minisiterio de Cultura revela que si entre 1995 y 2000 se publicaron en España 128 libros en cuyo título se incluyera la palabra “islam”, en el período 2001 a 2006 la cifra se eleva a 227. Para la palabra “terrorismo”, la diferencia en títulos es de 21 frente a 119.

Alguien dirá que cada libro publicado es una aportación al conocimiento general humano. Pero viendo la calidad de lo que se publica bien podrían las editoriales salvar una buena cantidad de árboles. ¿Se han fijado la cantidad de libros que tratan de explicarnos lo malo que es el Islam? ¿Que vivimos la Tercera Guerra Mundial o una nueva Cruzada contra el mundo musulmán? Y no, no me olvido de esos libros titulados algo así como “Bush, el nuevo Hitler” o “EE.UU. y su gobierno terrorista”. Estoy convencido que si el número de títulos publicados en España se redujera a la mitad no pasaría absolutemente nada malo. Siempre nos quedará Amazon.