África y periodismo en la ULL

Ayer estuve todo el día desaparecido en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad de La Laguna, la “pirámide de Periodismo”, como la llamamos todos en Tenerife. Se celebró la jornada de “Comunicación en Conflictos y Armados y Crisis Humanitarias” dedicada a “Relaciones entre militares, periodistas y cooperantes: el caso de África” que anuncié el otro en día en FlancoSur.com. El evento lo organizó la Universidad de La Laguna y el Instituto Español de Estudios Estratégicos, que últimamente está “jugando al ataque”. No hay semana que no haya un evento en cuya organización participa el IEEE. Fue un día largo, que arrancó a las diez de la mañana y terminó, como siempre terminan estas cosas, de cañas por La Laguna.

BYZj8ssCAAAM4M0.jpg largeEl plantel de ponentes fue un lujo: Txema Santana, Pepe Naranjo, Nicolás Castellano, Ángel Gonzalo, Javier Bernabé, Joan Tusell, Gemma Parellada, Makaila Nguebla y Rosa María Calaf, además de contar con las intervenciones del general José Alberto Ruiz de Oña, el coronel Juan Sevilla y el teniente coronel Jesús Díez Alcalde, que no se salieron de los  estrechos márgeness de su guión. La mezcla de periodistas, activistas y militares fue bastante curiosa, generando la presencia de estos últimos algún zarpullido bien disimulado. El salón de actos, por cierto, estuvo a reventar, con estudiantes sentados en el suelo y los organizadores se mostraron muy orgullosos que el hashtag #ullafrica llegó a ser trending topic nacional en Twitter (cosas del periodismo moderno).

El hilo principal del debate a lo largo de la mañana arrancó siendo el tratamiento de África en la prensa, pero, como sucede cada vez que juntas a tres periodistas, la cuestión fue derivando a la desastrosa situación actual del periodismo. Y así, se habló del afropesimismo, del periodismo espectáculo, de las peleas de los reporteros por convencer a sus editores que incluyan noticias de África, de los cada vez menores presupuestos para información internacional y de la precariedad hasta ir quedando cada vez más claro que el tema de fondo era el fin de un modelo de medios de comunicación y mercado de trabajo (“sales de la carrera esperando que alguien te contrate”) para pasar un nuevo mundo de carreras construidas individualmente y de medios digitales. En definitivo, el Tema. Lo que me llamó la atención fue esa visión estatocéntrica de llorar sobre lo mal que están las cosas en España, cuando el mercado de la información en español es ya un mercado global y los futuros periodistas deberían tener en mente que si un día terminan en algún lugar del mundo de reporteros freelance su pelea no será vender crónicas a El País y La Vanguardia, sino a El Observador de Uruguay o El Mercurio de Chile.

Para mí fue la oportunidad de conocer en persona a Pepe Naranjo, cuyo libro Cayucos leí con bastante interés y cuya cobertura de la intervención francesa en Mali seguí. Tuve la oportunidad además de conocer a Joan Tusell e Ico Sánchez-Pinto de Casa África. A Joan le expresé mi alegría de que por fin Casa África, a la que una vez critiqué aquí por esto mismo, trate por fin asuntos relacionados con la seguridad y defensa. De hecho, me contó que están preparando una jornada sobre piratería en el Golfo de Guinea a celebrar el próximo mes de diciembre en Las Palmas en la que estarán oficiales de la Armada.

 

Dos jornadas y un debate

El arranque de curso este año viene bastante animado.

El 10 y 11 de octubre tendremos en Madrid la I Jornadas Sobre Seguridad, Terrorismo y Geoestrategia Internacional organizadas por ECOSED (Espacio Corporativo de Seguridad y Defensa) en colaboración con el Instituto Español de Estudios Estratégicos. El programa  puede leerse aquí. Impartirán conferencias, entre otros, Alejandro Adán, Óscar Pérez Ventura, José María Blanco, Hristina Hristova y Luis de la Corte.

Un mes más tarde, los días 26 y 27 de noviembre, tendrán lugar en Barcelona las 2as. Jornadas de Prevención de la Radicalización Yihadista, organizadas por Monitorización del Yihadismo y Salafismo (MYS). El progrema puede leerse aquí. Participarán como ponentes, entre otros, Óscar Pérez Ventura, José María Blanco, Chema Gil y Jofre Montoto.

Tengo la sensación de que tengo a la mayoría de los ponentes “fichados” en Twitter. Al fin y al cabo los que nos dedicamos a esto en España no somos tanto. Así que vamos conformando una pequeña comunidad de conocimiento. Y como ejemplo de que vamos avanzando, se ha producido una novedad en algo que en lugares como Estados Unidos es habitual: Los debates vía documentos de análisis o propuesta de transformación que se cruzan en las publicaciones especializadas.

No hace mucho, Federico Aznar Fernández-Montesinos publicó un Documento de Análisis en el Instituto Español de Estudios Estratégicos con el título “El terrorismo global y los lobos solitarios”. En el texto planteaba que la aparición de un terrorismo yihadista atomizado era el reflejo de la debilidad estratégica de Al Qaeda y un síntoma de su fracaso global. Poco después, Chema Gil y José María Blanco daban la réplica en el Documento de Opinión titulado “El terrorismo global no ha fracasado”, donde argumentaban que la extensión geográfica de grupos afines de Al Qaeda y el impacto en las sociedades occidentales de las acciones yihadistas eran prueba de su avance. Mi aportación al debate espero que la puedan leer pronto.

Cinco días en Jaca

Ya estoy en casa tras asisitir durante cinco días al XIX Curso Internacional de Defensa organizado por la Universidad de Zaragoza y la Academia General Militar en Jaca (Huesca).

En primer lugar es necesario agradecer los recursos puestos por la organización a los investigadores que acudimos allí a presentar una comunicación académica. No es lo habitual en España estar exento de pagar la cuota de inscripción, disponer gratuitamente de alojamiento en media pensión y contar con un programa de actividades culturales.

Este año el tema fundamental fueron los países BRIC. Fue interesate escuchar allí muchas cosas ya leídas en latoc.info y otras fuentes. Así que me sirvió para confirmar la solvencia de mis referentes. Eché en falta, eso sí, que al invitarse a expertos en los campos político o económico no se entró en la dimensión militar y estratégica del papel en el mundo de aquellos cuatro países.

Aquellos cinco días me sirvieron para calibrar los paradigmas en los que se mueve el Ejército de Tierra y el Ministerio de Defensa españoles. Y así entendí muchas cosas.

Seguridad y Comunicación en las Relaciones Internacionales

Me han llegado noticias del I Congreso Nacional Seguridad y Comunicación en las Relaciones Internacionales que organizan la Universidad Complutense de Madrid y la Universidad Rey Juan Carlos. Mi propuesta de comunicación sobre la regulación de las Empresas Militares Privadas ha sido aceptada, por lo que el próximo mes de octubre estaré por Madrid los días 20, 21 y 22.

Se trata la primera edición de este congreso y el eje será “Fuerzas Armadas y protección de intereses nacionales en el exterior”. Sobra decir lo importante que es en España nazcan iniciativas como esta en el ámbito académico. Hay pocos think-tanks, pocas revistas científicas y poco análisis que inciden en un escaso y pobre debate sobre seguridad y defensa.

Participar en este congreso significa que ya hay fecha para mi regreso temporal a España.

Guerras Posmodernas en Valencia

Tras más de 100 días de baja laboral he vuelto. Vuelvo a Madrid, vuelvo a retomar Flanco Sur y volvemos a la carga aún pendientes del primer libro y de empezar en serio con el segundo.

La próxima semana estaré el jueves 22 de abril a las 16.00h en la Sala Joan Fuster de la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad de Valencia para participar en la mesa redonda Conflictos y Medios de Comunicación de las jornadas Conflictos Olvidados que organiza el colectivo Estudiants Sense Fronteres UV.

Iré dando más información según se acerque la cita. Será la primera vez que pise la universidad en muchos años. Y la primera ocasión en la que voy a hablar yo y no acuda como estudiante. Va a ser interesante porque sucederá con el proceso de maduración del libro terminado.

Powerpoint Warriors

Pensé en escribir la crónica del III Congreso Internacional de Seguridad y Defensa de la semana pasada en Granada aprovechando la wifi abierta de la Fundación Euroárabe. pero no tuve un segundo de respiro.

Llegué el miércoles 12 pasado el mediodía y antes de la comida me limité a acreditarme. Allí me dieron el libro “Los desafíos de las fuerzas armadas en el siglo XXI” recientemente publicado por la editorial Comares y donde aparece mi comunicación sobre Executives Outcomes en la anterior edición del congreso. Produce cierta emoción palpar por primera vez un libro donde en el índice aparece tu nombre.

Luego por la tarde dos tenientes coroneles del MADOC que participaron en el Punto de Encuentro ’08 hablaron de la externalización de servicios en misiones internacionales. Es el mundo no tan conocido de los servicios como transporte, lavandería y cocina que llevan empresas privadas. Y las cuestiones que ello implica: Relaciones con el mando militar, jurisdicción a aplicar a personal civil, responsabilidades en la atención médica, etc. Me llamó la atención que los dos militares hablaran de que en Europa a las fuerzas privadas sobre el terreno no están ni se les espera. El hecho es que la realidad no va por ahí, aunque ellos mismos reconocieron que los marcos jurídicos y la doctrina militar va por detrás del día a día. Si no, recordemos lo que pasó el 4 de abril de 2004 en Nayaf.

Luego, la profesora Gunhild Hoogensen habló de las aportaciones de los Gender Studies al mundo militar. Es un signo de lo avanzadas que están las cosas en Noruega. Pero yo no dejé de preguntarme quién pondría más pegas en España a un trabajo conjunto: ¿Los militares o las investigadoras de esa perspectiva académica?

El jueves arrancó con una conferencia de Jesús Núñez Villaverde del Instituto de Estudio sobre Conflictos y Acción Humanitaria sobre “La Unión Europa, PESD y vecindad” en la que resultó tan cáustico como lo recordaba. Luego el Director de Doctrina, Orgánica y Materiales (DIRDOM) del MADOC habló de la transformación de los conflictos armados. Mencionó a los Toffler, a Galula y “The Utility of Force” de Sir Rupert Smith. Pero me sonó todo a prestado. De pasó contó el par de batallitas sobre PMC en Iraq del todo inverosímiles. La segunda vez que veía a un militar en las jornadas hablando de las PMC y la misma sensación de que la naturaleza y realidad del fenómeno les resulta ajeno y desconocido.

Luego habló Narciso Michavila del Gabinete de Análisis Demoscópico.. Destacaría sus referencias al papel de Internet y herramientas asociadas en la atomización de la generación de información. En definitiva, la web 2.0 en los conflictos armados.

Por la tarde del jueves acudimos al Cuartel de la Merced para escuchar dos conferencia sobre el programa Combatiente del Futuro y tener en las manos elementos del programa. Aunque yo y otros compartimos una idea diferente de lo que será el combatiente del futuro.

Por último el viernes una mesa redonda sobre prospectiva aplicada a la defensa. Aunque sinceramente yo tenía la cabeza en otra parte mientras acaba la presentación para mi comunicación con mi Acer Aspire One sobre las rodillas. Jordi Marsal habló a continuación sobre el eje euroatlántico. Y por último llegó el gran momento en el que durante el “Workshop 5. Nuevas Guerras, Nuevas Amenazas” un servidor habló sobre “Un Flanco Sur Profundo: El arco de inestabilidad de África Occidental”.

Dos años después de mi primer paso por Granada veo como positivo que el congreso siga teniendo ese ambiente poco congestionado donde hay posibilidad de abordar a los ponentes en los corrillos del descanso para el café y hacer contactos interesantes. Pero esta vez la anarquía con los horarios resultó a veces desquiciante hasta un punto de causar una impresión excesivamente amateur. Yo sin embargo me quedo con las buenos momentos vividos debatiendo y sacando punta a todo con Pedro y Juanjo.

Por otro lado me quedan las dudas. ¿Realmente nadie en España ha sido capaz de teorizar sobre la transformación de los conflictos armados sin tener que recurrir varios años tarde al mercado de segunda mano de las ideas del anglomundo? ¿Es necesario recurrir al mismo arsenal de mitos sobre el mundo de las PMC para hablar de un fenómeno que desborda lo que los militares parecen conocer? ¿Y hace falta llegar siempre tan tarde a todo? En noviembre de 2005 escribí “Un Flanco Sur Profundo”. En febrero de 2007 escribí “El futuro se llama AFRICOM” y además “Un desierto lejano llamado Sahel”. En agosto de 2007 escribí “El Flanco Sur y el arco de inseguridad”. Y a las 24 horas de presentar mi comunicación el Secretario de Estado de Defensa hablaba durante la cumbre de la OTAN sobre cómo España debía implicarse en África. ¿No teníamos que haber llegado allí hace tiempo? Hay muchas preguntas pendientes que marcarán la línea de este blog en un futuro próximo.

Y una última reflexión. ¿Es necesario hacer presentaciones de PowerPoint cometiendo todos los errores que Don McMillan señala en su ya clásico PowerPoint Mistakes?

La próxima semana nos vemos en Granada

Ya se ha publicado el programa del III Congreso Internacional de Seguridad y Defensa de la próxima semana en Granada.

La presentación de “Un Flanco Sur Profundo: El arco de inestabilidad de África Occidental” tendrá lugar el viernes 14 entre las 9:30 y las 10:30 en el Workshop 6 “Nuevas Guerras, Nuevas Amenazas”.

Yo espero estar en las jornadas desde el miércoles 12. Así que si alguno de quien lee esto va estar por allí espero que dé señales de vida, que siempre habrá tiempo para tomar algo y hablar.

III Congreso Internacional de Seguridad y Defensa en Granada.

Los días 12, 13 y 14 del próximo mes de noviembre de 2008 tendrá lugar en Granada el III Congreso Internacional de Seguridad y Defensa (pdf). Lo organizan conjuntamente el Centro de Análisis de Seguridad (CEAS) y el Mando de Adiestramiento y Doctrina del Ejército de Tierra (MADOC).

Alguno quizás recuerde que por esas mismas fechas hará dos años participé en la edición anterior. En aquel entonces hablé del papel de la empresa militar privada Executive Outcomes en la guerra civil de Sierra Leona. Como hay cosas que o las haces tú mismo o no las hace nadie, dos años más tarde regresaré a Granada para hablar del “Flanco Sur Profundo”. Es un concepto que acuñé en marzo de 2005 para referirme a lo que pasa al sur del Magreb y nos afecta a España y he ido madurando durante este tiempo.

Aquí, el texto de la propuesta de comunicación para el congreso:

Un Flanco Sur Profundo: El arco de inestabilidad de África Occidental.

La mirada al sur desde la perspectiva de la defensa nacional española, el “Flanco Sur”, siempre tuvo su ojo puesto en los países del Magreb. Sin embargo, hoy en día están sucediendo una serie de fenómenos mucho más al sur que, logrando alcanzar los titulares de los medios de comunicación de forma aislada, no han generado en España la conciencia de que se trata de una zona de creciente importancia estratégica y que son el resultado de los mismos procesos.

Ese “Flanco Sur Profundo” comprende un arco que engloba la fachada atlántica de África Occidental (Mauritania, Cabo Verde, Senegal, Guinea Bissau…) y se extiende al interior del continente a lo largo del Sahel (Mauritania, Mali, Níger). Sucede que los países de la zona se caracterizan por ser Estados frágiles incapaces de ejercer la soberanía en la totalidad de su territorio e incapaces de ofrecer a sus ciudadanos los más básicos servicios públicos. Dada su extrema pobreza, los encontramos en la cola de las estadísticas sobre Desarrollo Humano. No es de extrañar, por tanto, que sean escenario de guerras, conflictos armados de baja intensidad, golpes de estado, hambrunas y plagas.

Si en el caso del Magreb se considera la orientación e intereses de los distintos gobiernos de los países de la zona, en la zona que nos atañe un factor determinante es la debilidad de los Estados que ha propiciado que los actores a tener en cuenta sean subestatales y transnacionales. El “Flanco Sur Profundo” es zona de actuación de redes delictivas y terroristas que aprovechan la permeabilidad de las inabarcables fronteras, la incapacidad de las fuerzas de seguridad y la corrupción de los servidores públicos para operar sin restricciones geográficas.

La fachada atlántica de África Occidental se ha convertido en ruta de tráficos ilícitos con destino a España. El más llamativo es el de personas, provocado por el “efecto expulsión” que genera la dramática realidad de esos países. Pero hay que destacar la creciente importancia del tráfico de droga vía marítima y aérea desde Sudamérica en una nueva ruta hacia Europa. Guinea Bissau se ha convertido en el primer país africano en recibir el calificativo de “narcoestado” y la implantación de los carteles de la droga colombianos es notoria en el país.

Por su parte, el Sahel se ha convertido en la retaguardia de Al Qaeda en el Magreb Islámico. La zona es una zona de reclutamiento, alberga campamentos de entrenamiento itinerantes y ha servido de punto de partida para ataques en Mauritania y Argelia. Tras la frontera afgano-pakistaní e Iraq, se ha convertido en la tercera principal área de operaciones de la organización.

España ya está interviniendo en la zona instruyendo y dotando a las fuerzas de vigilancia de fronteras de varios países de la zona, sin duda por el impacto mediático en España de la inmigración irregular. Pero en un futuro se verá obligada a actuar in situ frente al resto de fenómenos. Por lo que se hace necesario conocerlos y analizarlos.

III Congreso Nacional “Información, Seguridad y Defensa”

Un servidor que como blogger se le supone una persona de mal vivir que escribe con nocturnidad, alevosía y en pijama está dispuesto a redimirse por el bien de la sociedad. Así que he presentado una propuesta de comunicación al el tercer Congreso Nacional “Información, Seguridad y Defensa” que organizan la Universidad SEK y la Academia de Artillería del Ejército de Tierra . El congreso tendrá lugar los días 25, 26 y 27 de abril en Segovia.

Mi comunicación se titulará “Maras: Una amenaza transnacional emergente en Iberoamérica”. El texto de la propuesta dice así:

Las bandas juveniles y la delincuencia callejera no son fenómenos nuevos. Sin embargo en los últimos años el grado de sofisticación en su organización, la violencia provocada y las ramificaciones internacionales han convertido a las bandas juveniles organizadas en un problema de enorme magnitud en Iberoamérica. Varios países centroamericanos han señalado a las maras como una amenaza a su seguridad nacional de primer nivel. Por su lado el FBI ha señalado a la salvadoreña mara Salvatrucha como la banda organizada más peligrosa de Estados Unidos.

El carácter transnacional y su estructura en red las caracterizan como un nuevo tipo de amenaza propia de un mundo crecientemente globalizado. En Iberoamérica la violencia política de los años 80 ha dado paso a otras formas de violencia con trasfondo social. Las maras quedan así en un terreno difuso donde se confunde la criminalidad organizada y la violencia que pretende deliberadamente socavar la legitimidad del Estado pero sin un objetivo político claro. Ello se refleja en las diferentes aproximaciones al problema que van de lo policial a lo abiertamente militar.

En mi comunicación pretendo hacer una aproximación a la cuestión. En primer lugar relatar el origen histórico del problema, señalando la mutación que experimentan estos grupos en paralelo a la globalización. A continuación exponer la naturaleza del fenómeno, centrándome a continuación en dos casos concretos: La mara Salvatrucha de El Salvador y la organización brasileña de presidiarios Primeiro Comando da Capital. El caso brasileño no es de una banda juvenil pero es una variante regional del problema que merece ser estudiada. Por último, exponer las aproximaciones al problema emprendidas por los gobiernos de la zona. Haré especial hincapié en la cooperación y las medidas multilaterales que los gobiernos de la región se han obligado a tomar, dada la naturaleza transnacional del problema.