EE.UU, Obama y Guerras Posmodernas

El otro día concluía la presentación de mi libro con sus dos últimas frases: “Ya no existen campos de batalla lejanos. Vivimos en un mundo que ya es uno solo”.

Quería decir no sólo que ya no podamos ignorar los conflictos de los lugares más recónditos por la ubicuidad de los medios de comunicación, sino que ya no debemos pasarlos por alto por las muchas veces desconocidas ramificaciones internacionales: Comunidades diaspóricas de los pueblos en conflictos en nuestras ciudades, empresas locales con intereses comerciales allí, cooperantes y periodistas sobre el terreno, etc.

El jueves pasado El País daba cuenta de la nueva Estrategia de Seguridad Nacional estadounidense, la primera de la era Obama, y la resumía así:

La nueva Estrategia de Seguridad Nacional, la primera que presenta el Gobierno de Obama, reconoce los límites de la influencia de Estados Unidos, alerta contra el peligro de querer extender la supremacía norteamericana a todos los rincones del planeta y advierte de que esta nación se enfrenta también hoy a un enemigo interior, a un movimiento terrorista enraizado entre ciudadanos estadounidenses.

En el documento esto último se expresa así:

This includes a determination to prevent terrorist attacks against the American people by fully coordinating the actions that we take abroad with the actions and precautions that we take at home.

Hoy en la Tercera de ABC, Darío Valcárcel hablaba de Estrategia de Seguridad Nacional y me alegro ver que también lo relacionaba con ideas de Guerras Posmodernas. Me alegra ver cómo se usa su marco teórico para comprender el presente. Para eso mismo escribí el libro.

Tras las Guerras Posmodernas

El martes fue la presentación del libro “Guerras Posmodernas”. Pensaba que cerraba por fin un ciclo. Que dejaría dormir las Guerras Posmodernas para empezar con otras cosas. Pero casi todo el mundo que ha leído el libro coincide que deja con ganas de más.

Creo que el camino está claro. Me lo he marcado yo mismo. Entiendo que teniendo un marco de análisis con aspiraciones a ser la “Teoría del Todo” de los conflictos bélicos es tentador ponerla prueba explicando desde los ataques de hackers rusos contra Estonia a las organizaciones criminales carcelarias brasileñas.

De momento ahí está “Un Flanco Sur Profundo”. Y hace poco trazaba el nexo entre “Guerras Posmodernas” y “Netwar” (realmente tengo ganas de encontrarle un título en español).

Me gustaría de aquí a un tiempo encontrarme que otras personas han tomado Guerras Posmodernas como punto de partida para aproximarse a casos concretos o lo hacen encajar en sus análisis de otras dimensiones de la realidad, como David de Ugarte hizo el martes en la presentación.

Me quedo de aquel día con algunas preguntas que me gustaría contestar mejor y con calma. ¿Tras las Guerras Posmodernas, qué? ¿Qué decir de una crisis como la de Irán, que gira en torno a un Estado-Nación? ¿Cómo afrontar el nation-building en un mundo de Estados débiles y qué papel están llamados a jugar los actores subestatales en la línea de lo que David Morales de UC Global apuntó? Espero hacer algunos apuntes adicionales al libro sobre temas que quedaron en el tintero o están evolucionando rápidamente. El modelo de “Guerras Posmodernas” seguirá en construcción.

Paul Virilio, qué delirio

Hay una historia no contada en la elaboración de un libro. Los párrafos que se cayeron de la redacción final. Las ideas que se dejan pendiente para próximos libros. Los callejones sin salida tomados. Y en esto último están los textos que te lees buscando algo que finalmente no encuentras.

Acabo de leerme “Pure War”, un libro de entrevistas a Paul Virilio y me ha parecido una colección de frases epatantes tan sorprendentes como vacías.

Es algo que deja a uno en la difícil tesitura de decidir si sus limitaciones intelectuales le impiden entender o si se encuentra ante una genial tomadura de pelo. Y yo no me considero tonto.

Entonces me encuentro esto. Un libro sobre Virilio Studies. Hay gente que se gana la vida escribiendo sobre las ideas de Paul Virilio. El mundo se ha vuelto definitivamente loco.

Presentación de Guerras Posmodernas

El próximo martes día 25 de mayo tendrá lugar a las 19:00 la presentación del libro “Guerras Posmodernas” en el Centro de Innvoación del BBVA (Plaza Santa Bárbara, 2. Metro Alonso Martínez)

Portada Guerras Posmodernas

Estaré acompañado en la presentación por Fernando Summers (BBVA – Gestión del Conocimiento), David de Ugarte (Sociedad de las Indias Electrónicas y director de la Colección Planta 29) y David Morales (UC Global).

Construido el marco teórico, se cierra un ciclo para comenzar con bases sólidas otro. La presentación será una oportunidad estupenda de ponerle cara a nombres en Internet tras este periplo.

Aviso:

Les pido a los interesados en acudir y que no hayan contactado conmigo por los canales habituales que se pongan en contacto vía flancosur (arroba) yahoo.es para confirmar la asistencia.

La Crisis Posmoderna

Posmoderno es un concepto polisémico y siempre temí que puesto a explicar mi marco de análisis de la transformación de los conflictos armados chocara con alguien que se manejara en las discusiones bizantinas sobre el posmodernismo. Como sociólogo me manejo en los márgenes restringidos de la Posmodernidad entendida como las transformaciones sociales de la sociedad industrial. Llámese “La Tercera Ola”, sociedad post-industrial o era de la información.

Escogí el término “Guerras Posmodernas” porque encontré que era más fácil definir aquello que históricamente quedaba atrás que darle nombre a lo que estaba por venir. Sin proponérmelo una idea principal fue surgiendo como columna vertebral del marco de análisis de Guerras Posmodernas: La crisis del Estado, la institución política esencial de la Modernidad, como actor fundamental del panorama internacional. Una crisis provocada por la aparición de entidades supraestatales y la emergencia de actores subestatales, así como por la debilidad de los estados producto de la descolonización de los imperios de Europa Occidental y soviético.

Pero en un marco amplio a lo que asistimos en definitiva es a la crisis de las instituciones de la sociedad industrial: La familia nuclear, las grandes burocracias empresariales, la prensa escrita, los sindicatos y partidos políticos de clase… Todas ellas aparecieron con la vida urbana de las sociedades industriales europeas del siglo XIX y ahora asistimos a su transformación o declive. En ese contexto es donde surgen las redes. Las redes de activistas de movimientos sociales donde antes habían organizaciones de izquierda con estructuras piramidales. Surgen los Smartmobs que organizan algaradas callejeras en Francia, Moldavia o Grecia mediante Internet. Donde antes había sindicatos y periódicos obreros encontramos que en el vacío ideológico el descontento es canalizado a través de movimientos de ultraderecha sin jerarquías. El yihadismo global, difuso, tranasnacional y antioccidental, ocupa el vacío dejado por el socialismo árabe.

La netwar es la forma propia de la guerra, el conflicto y el activismo de la sociedad red en un mundo donde la instituciones legado de la era industrial entraron en crisis.

Disponible el último número de “Ejércitos”

El panorama editorial española en revistas de seguridad y defensa sufre un fenómeno extraño. Nunca habían coincidido tantas revistas tan diferentes en los kioskos y sin embargo uno siente que la calidad de los contenidos distan mucho de lo que uno podía leer hace años. Quizás Internet haya “democratizado” el acceso a la información y leer un artículo sobre algún sistema de armamento poco aporta hoy en día cuando datos y fotos abundan en Internet.

Desmarcándose del resto tenemos la revista “Ejércitos” que se distingue por ser totalmente gratuita y editarse en formato PDF. Va ya por su quinto número. Y encuentra uno en ella cosas que muchas otras no quieren o no pueden contar.