El principio de acción y reacción en los Balcanes

-En 1993 Somalia sufría en proprociones bíblicas las calamidades del hambre y la guerra. El impacto mediático de la tragedia somalí llevó a EE.UU. a intervenir militarmente en el país bajo cobertura legal de de Naciones Unidas.

Entre el 3 y el 4 de octubre se desencadenaron combates en Mogadiscio en los que murieron 19 soldados estadounidenses, 73 fueron heridos y uno fue hecho prisionero. Desde la guerra de Vietnam ninguna unidad militar estadounidense había sufrido tres cuartas partes de bajas entre muertos y heridos. El impacto mediático de la debacle llevó a la retirada de las fuerzas estadounidenses del país.

-En abril de 1994 se desencadenó lo que conocemos como el Genocidio de Ruanda. A pesar de las peticiones del comandante de la misión de Naciones Unidas en Ruanda (UNAMIR) la comunidad internacional fue incapaz de articular ninguna respuesta adecuada y a tiempo. Ningún país quiso volver a comprometer soldados para un oscuro conflicto en un pequeño y olvidado país africano.

-En julio de 1996 más de 8.000 bosnios musulmanes fueron masacrados en la ciudad de Srebrenica a pesar de la presencia de 400 cascos azules holandeses que supuestamente defendían lo que Naciones Unidas habían declarado “safe area”.

-Entre el 24 de marzo y el 10 de junio de 1999 diversos países miembros de la OTAN (incluída España) participaron en una campaña de bombardeo sobre la llamada entonces República Federal de Yugoslavia, en respuesta a la campaña de represión de las autoridades de Belgrado sobre la mayoría albanesa de la provincia de Kosovo.

Recomiendo la lectura de:

“A postmodern declaration” de John Laughland en The Guardian.

Y el blog de Francisco Veiga, un habitual de mis estanterías de libros.

Chad y el patio trasero de Francia

Si el miércoles decía que el conflicto del Chad había desaparecido de El País hoy el periódico me lleva la contraria publicando una noticia: Francia reconoce su ayuda militar al presidente de Chad. Lástima que la noticia en sí no cuente nada sobre el Chad. En realidad habla de los medios y despliegue del ejército de tierra francés. Pero aún hay un párrafo sobre Chad:

El Ministerio de Defensa francés reconoció ayer lo que era un secreto a voces: que las tropas galas estacionadas en Yamena ayudaron al presidente de Chad, Idriss Déby, contra las fuerzas rebeldes que intentaron derrocarle hace dos semanas. “Los medios franceses participaron en el traslado de municiones destinadas a las fuerzas chadianas “, fue el eufemismo usado por el portavoz ministerial Laurent Teisseire en un intento de minimizar una intervención que, según numerosos indicios, fue mucho más allá.

Por suerte estamos en la era Internet y sólo es cuestión de buscar un poco.

Pilatus PC-9 chadiano

Un Pilatus PC-9 armado con bombas Mk.81 de 250 libras. Nótese las marcas relucientes de las bombas. Material recién desembalado.

Soldado francés en Yamena

Un soldado francés (21º Regimiento de Infantería de Marina, la antigua infantería colonial) fotografía un T-55 destruído en las calles de Yamena. Los combates en la capital fueron intensos, y cuesta creer que las tropas francesas se quedaran de brazos cruzados cuando tienen una base militar en las afueras y un número importante de aparatos en el aeropuerto.

Free Image Hosting at www.ImageShack.us

Tropas francesas observan el despegue de un Mil Mi-17V5 chadiano. Al parecer sus tripulaciones son argelinas.

Free Image Hosting at www.ImageShack.us

Un Mirage F-1 francés armado con bombas Mk.82 de 500 libras abandona el hangar. La foto no tiene fecha y el lugar se supone que es Yamena. Sería, de ser ciertamente Yamena en estos últimas semanas, la confirmación implícita de que Francia se ha dedicado a algo más en el Chad que patrullar con aviones de reconocimiento.

Para los incondicionales de este blog, un servidor habló en RadioCable.com sobre el Chad, la política africana de Franciay otras cosas más.

Apuntes sobre el Chad

¿Sin noticias desde el Chad?

Visito la sección Internacional de ElPaís.es y el Chad ha desaparecido como noticia. Acudo al buscador y encuentro que la última noticia tiene fecha del día 5: El presidente de Chad proclama el “control total” sobre la situación en Yamena.

Desde entonces el conflicto del Chad sólo se ha asomado a las páginas de opinión de El País en sendos artículos de Pol Planas Callic? y Moisés Naím. ¿Siguen los ataques rebeldes? ¿A dónde han ido esas miles de personas desplazadas? ¿Qué pasa ahora mismo en el Chad?

Si uno mira las subsecciones de Internacional en ElPaís.es encuentra que África y Asia Oriental no existen como áreas regionales. ¿No es hora de que “el diario global en español” dedique espacio a ambas en su edición digital?

USAF en Chad

Un C-130 “Hércules” del 37th Airlift Squadron entrega suministros a fuerzas chadianas en 2004.

El regreso de las “Toyota Wars”

Recuerdo leer en la prensa sobre el conflicto del Chad siendo niño. Son esas guerras, como las Malvinas o Nicaragua, de las que sólo supe qué pasó realmente cuando busqué información siendo adulto.

En Chad se enfrentaron un gobierno apoyado por Francia contra una insurgencia apoyada por Libia. Llegó un momento en que Libia rompió la baraja tratando de apoderarse una franja fronteriza de la que se decía contenía importantes yacimientos de uranio. Las ofensivas mecanizadas libias fueron rechazadas por fuerzas chadianas ligeras y móviles que convirtieron los todoterrenos Toyota Land Cruiser en un símbolo de la guerra en el desierto.

ejército del Chad 1990

Toyota Land Cruiser con cañones ZU-23 del ejército chadiano circa 1990

Es simplemente curioso ver cómo los mismos actores se reparten los papeles de un nuevo conflicto. Trípoli es ahora aliada de Yamena y la fuerza aérea chadiana repara sus Antonov An-26 en Libia. Aviones de la USAF han repartido suministros al ejército chadiano en guerra con los rebeldes. Y Francia simplemente siempre ha estado en la zona.

fuerza aérea chadiana

Estadounidenses en algún lugar del Chad en fecha reciente pero desconocida

Voces españolas.

Muchos antes de los alatristres me enganché a las novelas de Arturo Pérez-Reverte. Descubrí un día que había sido fundador de la desaparecida revista Defensa y encontré sus crónicas de guerra en ejemplares antiguos en una librería de viejo. Un artículo sobre el Chad y otros pueden pueden leerse en una página web de un seguidor de Reverte.

Libro Javier NartOtra sorpresa fue descubrir que el televisivo Javier Nart había sido corresponsal de guerra. Yo lo conocía de su papel de fiscal en “Tribunal Popular”. Sus recuerdos profesionales como miembro de la “tribu” están recogidos en “¡Sálvese quien pueda!”, un libro bastante jugoso e interesante que dedica bastante espacio al Chad.

Clemente, Irán y un periodista desatinado

El otro día hablaba que la principal lección de la crisis de los rehenes de la embajada de EE.UU. en Teherán era que el desconocimiento mútuo entre Occidente y ese país es el principal obstáculo en la resolución de conflictos. Y hoy, ¡toma frase gloriosa en la portada de la web del diario Público!

Clemente en Irán

La noticia aquí. A ver si al final van a ser ciertos aquellos rumores de periodistas mileuristas en la redacción de Público.