Argelia se va de compras

En agosto de 2002, un mes después de la crisis por el islote de Perejil, el periódico La Razón publicaba una noticia que arrancaba con la frase “Silenciosamente, Marruecos está dotándose del armamento más moderno disponible en el mercado”. La frase había que entenderla como parte de ese “miedo al moro” de la derecha española pero no dejaba de ser mentira. Las compras de armamento de Marruecos en los últimos años han sido escasas y tecnológicamente le separa una enorme brecha de España.

Mientras tanto Argelia ha ido en los últimos años renovando los materiales de sus fuerzas armadas sin que ella fuera motivo de ningún titular alarmista. Ciertamente las relaciones de Argelia con Estados Unidos y Europa no son las de los tiempos de la Guerra Fría, cuando Argelia estaba en la órbita soviética. Pero no está de más estar al corriente de los contratos argelinos.

Estos días ha saltado la noticia del anuncio ruso de un contrato millonario con Argelia. Un anuncio parecido en el mes de mayo de 2005 fue desmentido por Argelia al poco tiempo. Este vez se trata de una información “filtrada” desde la industria rusa de armamento. Se habla de un contrato ya cerrado por 36 cazabombarderos MiG-29SMT, que podría en un futuro ser seguido por 28 cazambombarderos Su-30, 8 sistemas de defensa antiaérea S-300PMU2 y un lote de carros de combte T-90S. Además de la posible modernización de los dos submarinos diésel de la clase Kilo, 50 aviones de entrenamiento Yak-130 y 30 sistemas de defensa antiaérea Tungushka-M1 (como los que ya tiene Marruecos).

Si la noticia se confirmara en toda su extensión Argelia daría una salto cualitativo que dejaría muy atrás a sus países vecinos. Marruecos apenas ha reunido fondos para modernizar 27 de sus Mirage F-1 y Libia sigue en el limbo a pesar del levantamiento del embargo internacional. Será interesante ver qué movimientos se producen en la zona. De momento, Putin visitará Argelia el próximo mes de marzo.

La manta de la libertad

Coronel Jessep:-¿Quieres respuestas?-

Teniente Kaffee:-¡Creo que tengo derecho!.-

Coronel Jessep:-¿Quieres respuestas?-

Teniente Kaffee:-¡Quiero la verdad!

Coronel Jessep:-¡Tú no puedes encajar la verdad!. Vivimos en un mundo que tiene muros, y esos muros han de estar vigilados por hombres armados. ¿Quién va a hacerlo? ¿Tú? ¿Usted, teniente Weinburg? Yo tengo una responsabilidad mayor de la que puedas calibrar jamás. Tú lloras por Santiago y maldices a los Marines. Tienes ese lujo. Tienes el lujo de no saber lo que yo sé. Que la muerte de Santiago, aunque trágica, seguramente salvó vidas. Y que mi existencia, aunque grotesca e incomprensible para ti, salva vidas. Tú no quieres la verdad porque en zonas de tu interior de las que no charlas con los amiguetes me quieres en ese muro, me necesitas en ese muro. Nosotros usamos palabras como honor, código, lealtad. Las usamos como columna vertebral de una vida dedicada a defender algo. Tú las usas como gag. Y no tengo ni el tiempo ni las más mínimas ganas de explicarme ante un hombre que se levanta y se acuesta bajo la manta de la libertad que yo le proporciono, y después cuestiona el modo en que la proporciono. Prefiriría que sólo dijeras gracias y siguieras tu camino. De lo contrario te sugiero que cojas un arma y defiendas un puesto. De todos modos ¡me importa un carajo a qué creas tú qué tienes derecho!.

Algunos hombres buenos (1992)

Ondas misteriosas

Mucho antes de la popularización de Internet, las emisoras de radioaficionado eran una afición por antonomasia de frikis: Implicaba tener conocimientos técnicos, un espíritu de hazlo-tú-mismo y la inquietud de comunicarse con gente en sitios lejanos.

Unos de estos días, vagando por la red, me encontré con la existencias de emisoras de radio de onda corta, donde un locutor a determinados horas del día recita una lista de números o letras según el alfabeto fonético. Siguiendo los enlaces, encontré que la hipótesis más común es que se trataría de mensajes en clave emitidos por los servicios secretos para sus agentes en el extranjero sin acceso a otras tecnologías de comunicación. Hay quien se ha dedicado a hacer recopilaciones de frecuencias y horarios de emisión de las que se conocen como “estaciones de radio de números”.

¿Será ese el origen del nombre del blog de mi colega coypaste?

Un militar haciendo la pascua

El supongo pronto ex general jefe de la Fuerza Terrestre, José Mena Aguado, ha tenido la ocurrencia de ponerse a hablar de política durante la celebración de la Pascua Militar en Sevilla.

Hablando de la posibilidad de que algún Estatuto autonómico rebase los límites establecidos por la Constitución dijo:

“si esos límites fuesen sobrepasados, lo cual en estos momentos afortunadamente parece impensable, sería de aplicación el artículo octavo de la Constitución: las fuerzas armadas, constituidas por el Ejercito de Tierra, la Armada y el Ejercito del Aire, tienen como misión garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad, y el ordenamiento constitucional”.

Con la Constitución en la mano no ha dicho nada que no sea verdad. Pero las intenciones de sus palabras resultan bastante evidentes: Ha lanzado una amenaza a determinadas fuerzas políticas de Cataluña. El teniente general olvidó o quiso olvidar que en España las fuerzas armadas están subordinadas al poder político, que siendo cierto que la Constitución establece ciertas funciones para las fuerzas armadas es el poder político el que decide cuándo, cómo y dónde se llevan a cabo esas funciones.

Esa clase de amenazas no pueden tener lugar en un país democrático. El teniente general Aguado ha pedido así a gritos que lo cesen. He leído en alguna parte que faltaban dos meses para que pasara a la reserva. Parece que en vez de irse ha querido que lo echen. La derecha española estará contenta. Tienen ahora un mártir.

Al Qaeda y el efecto mariposa

Estos días actualizaba y enlazaba una página con la lista de los libros que componen mi biblioteca sobre los temas que trato en el blog (faltan por incluir algunos). Encabezando la página coloqué una foto de un recorte de periódico que conservo como una especie de reliquia: La primera noticia que recuerdo en la que se nombra a Osama Bin Laden. Enseguida encontré el comentario de Arístides Wrangel, columnista de Xornal.com, que me dejaba un enlace a una noticia de El País con una referencia aún más antigua (17.08.1994) a un tal “Dussama Ben Laden”.

Ahora todo el mundo se apunta a hacer de experto en yihadismo. Hay varios blogs por ahí que se dedican a hablar de Islam y yihadismo. Pero se encuadran en esa corriente islamofóbica que presenta al yihadismo, una corriente política, como un producto directo de la religión islámica. Creen que basta coger citas de Corán al azar para probar que el Islam es una religión peligrosa.”.

Es interesante, sin embargo, repasar la yihad afgana en los años ochenta para conocer los giros y quiebros que dio la historia. Y entender o especular qué otros caminos podría haber cogido el Islam político de no haber EE.UU. apoyado a ciertos grupos. En aquel momento nadie previó las consecuencias políticas de tener una visión a corto plazo a la hora de engendrar monstruos o apoyarse en ellos. El objetivo era dañar a la U.R.S.S. por encima de todo, y vengar Vietnam. Pero la mala experiencia de aquella guerra llevó a la CIA a ceder el control a los nativos, sin saber o queriendo no saberlo que el Inter Service Intelligence tenía su propia agenda política. Un estado dentro del estado, con sus propios intereses y objetivos. Por no hablar de la alianza monarquía saudí al respecto y la consiguiente propagación del wahabismo.

Pero la historia menos conocida es la del origen de la organización Al Qaeda. Por aquel entonces es llamaba MAK. Sus principios fueron formulados entre 1987 y 1988 por el palestino Abdulá Azzam. Había vivido en Egipto la represión contra los Hermanos Musulmanes y era escéptico sobre las posibilidades del terrosimo como estrategia insurgente. Entendía que la misión de los voluntarios islamistas debían convertirse en una especie de “fuerza de acción rápida” islamista que acudiera allí donde se declarara una yihad para defender a los musulmanes de una agresión externa. Y que los recursos recaudados para la yihad afgana no debían emplearse para entrenamiento terrorista. No es que fuera una hermanita de la caridad. Justificaba el terrorismo contra los no musulmanes, pero no consideraba a los “no combatientes” el objetivo principal. Entendía la lucha desde una perspectiva nacional, país por país.

Azzam tenía un problema. Un discípulo ambicioso y carismático, con posturas totalmente diferentes al respecto de hacia dónde dirigir la organización: Quería lanzar una guerra global, sirviéndose de atentados indiscriminados.

Como suele suceder, esta historia acabó el 24 de noviembre de 1989. 20 kilos de TNT detonaron al paso del coche de Azzam, cuando se dirigía a la oración del viernes con sus dos hijos en la ciudad pakistaní de Peshawar. El discípulo en cuestión tomó las riendas de la organización que tomó el nombre de Al Qaeda. El resto es historia.

————————————————-

P.S.: Me llena de orgullo y satisfacción anunciar la nueva imagen de mi blog. La nueva cabecera es obra de mi amigo Juanjo , empleando el GIMP. Que no se diga que no hay creatividad en este país.

La banalidad del mal

Leí la noticia el 31 de diciembre en 20 minutos: Aparecen 50 kilos de explosivo Goma-2 en una casa abandonada de Ronda (Málaga). Una de tantas teorías conspiranoicas del 11-M plantea que es imposible que se usara explosivo “extraviado” de una mina asturiana. Nadie hace desaparecer decenas y decenas de kilos de explosivo así como así, dicen. Los explosivos, ya sabemos, son un material peligroso del que hay un estricto control. Ya saben. Como el explosivo militar en los cuarteles.

También dicen que un atentado es una cosa compleja. Imposible de llevar a cabo por cualquiera (“moritos”, “pelanas”, los llaman los conspiranoicos). Hoy leía en la BBC (vía periodistadigital.com) lo barato que fue el 7-J.

Por no hablar de esas enrevesadas conexiones entre 11-M y ETA. Que no haya ninguna prueba no demuestra nada, esgrimen. El País publicaba hoy: “La investigación de los teléfonos descarta cualquier vínculo de ETA con el 11-M”

Definitivamente hay que retomar el tema del 11-M. Pero para que dejen de tomar el pelo.

Historias de la blogsfera

Creo que el primer blog personal que empecé a leer fue “Where is Raed?”. Su autor era un iraquí que hablaba de su día a día mientras caían las bombas estadounidenses. Se convirtió en una celebridad, las entradas de su post se publicaron en un libro (hay ediciones en castellano y catalán) y al tiempo empezó un segundo blog al que no le he prestado mucha atención.

El segundo blog del que me convertí en lector regular tenía una autor muy peculiar: Kim du Toit, un sudafricano, descendiente de hugonotes y emigrado a EE.UU. Llegué a su blog por un enlace a un ensayo suyo que asustaba: The Pussification Of The Western Male. Al que le ponga los pelos de punta mejor no lea aquella entrada en el blog de la mujer de du Toit donde argumentaba que los hombres son más inteligentes que las mujeres por naturaleza.

Du Toit tenía opiniones muy contundentes sobre muchas cuestiones políticas, aunque con un peculiar sentido del humor que me hizo convertirme en lector asiduo de su blog. Como defensor de la tenencia de armas comentaba de vez en cuando sus experiencias en el campo de tiro con cierta arma o munición, o daba su opinión sobre armas de colección que aparecían en venta en sitios webs dedicados a ello. Los fines de semana simplemente colocaba fotos de actrices de los años 40 ó 50.

El asunto es que él y su mujer decidieron montar un negocio en el que invirtieron todos sus ahorros. Todo fue bien hasta que uno de los inversores tecleó “Kim du Toit” en Google y se encontró con un blog donde un pirado de las armas hablaba de colgar a los demócratas de un árbol y colocaba fotos de mujeres ligeras de ropa. Los inversores se asustaron y huyeron. El negocio se hundió y la situación económica de la familia se volvió precaria. Kim empezó a buscar trabajo. Pasó varias entrevistas con éxito y cuando justo se suponía que tenía que recibir la llamada para empezar a trabajar, no volvió a saber de la empresa que lo había contrado.

No supe nada de lo que había pasado hasta hace poco. Simplemente me encontré con que su blog había desaparecido. Al tiempo me enteré que tenía uno nuevo donde escribía de forma anónima. Era él, su estilo era inconfundible. Finalmente salió a la luz con un nuevo blog donde ha suavizado su imagen.

Bueno, ahora quizás entiendan por qué firmo como Lobo Estepario y en todas las fotos donde salgo (si es que salgo) la cara no se me vea bien.

2006: Plan de Trabajo

Da un poco de vértigo mirar atrás, a lo que era mi blog al comienzo de 2005, y dónde me encuentro al comenzar el 2006. Hace un año esto se llamaba “El Lobo Estepario”, hablaba principalmente de política y los mejores días las estadística reflejaban algo más de doscientas páginas visitadas por mis lectores.

Los últimos días de 2005 el asunto de la fragata voladora han pulverizado día a día mis records de visitantes. Si el miércoles 28, 775 IPs me parecían como para tirar la casa por la ventana, el último día de 2005 terminaba con 957 IPs visitantes. El número de páginas vistas al día era diez veces mayor que hace un año. Las gracias se las tengo que dar a los moteros del foro de motos.net, a los foreros del Grupo Risa, a los foreros de Libertad Digital, Nacho Escolar y sus foreros, a José Antonio Martínez Soler, al foro de Los Genoveses, a Marcos Taracido en Libro de Notas, a los estudiantes de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Informática de la Universidad de Granada y su foro, al foro de los fans de Eurovisión, al foro de MediaVida.net. Parezco que estoy recogiendo un Óscar y dando las gracias. Pero todos ellos, llegando incluso a hablar bien de mí, me han enviado cientos de visitas.

El tema de la fragata (I, II y III) es evidente que ha tocado la fibra sensible en Internet, dada la variedad de foros con temáticas tan diversas en cuyos apartado de política y off-topics en los que ha sido tratado. La mayoría de enlaces fueron insertados por personas que frente a los que repetían las ideas lanzadas por los medios tradicionales (a veces, literalmente copiar&pegar frases) presentaban mi repaso al asunto. Una prueba más de cómo la blogosfera se convierte en escudriñadora de los medios tradicionales y sus sesgos, pero también una prueba inquietante de la cantidad de gente que tiene por argumento en sus discusiones la consigna diaria de la única radio que escuchan o el único periódico que leen.

Mi idea es volver tan pronto como pueda a hablar de mis inquietudes, y de las cosas que realmente me mueven a escribir este blog. Pero el asunto de la fragata “Álvaro de Bazán”, creo, deja en el aire, interrogantes sobre el papel y tareas de las fuerzas armadas que en España parece no se discutan públicamente . Un tema del que empecé una serie (primera y segunda partes) y creo que es preciso retomar. Y creo que también sea preciso retomar con más energía mi repaso a las teorías conspiratorias del 11-M, que son otro terreno de la demagogia y desinformación.

En Sarajevo

Un servidor en Sarajevo, hace unos años

Se me acumulan las tareas. Terminar las modificaciones en el aspecto y funcionalidad de mi blog, que de momento cuenta con un archivo más eficiente y una nueva sección con el contenido de mi biblioteca. Queda recuperar y renovar mis enlaces a blogs de temática afín. Actualizar FlancoSur.info, mi página web sobre las fuerzas armadas del Maghreb.

Pero sobre todo, espero que 2006 sea el año en aborde por fin un proyecto que el que haya seguido mi blog desde hace ya tiempo habrá intuido. Tanto insistir una y otra vez en definir de forma precisa lo que quiere expresar con el concepto “Guerras Posmodernas” viene de mi intención de volcar mi interés en un libro que aborde la transformación de los conflictos armados. No sé en qué formato o cuándo estará listo, pero su esquema lo tengo ya completo en mi cabeza. Ahora sólo falta escribir… y escribir…