Piratas al abordaje

Llevaba ya tiempo sin escribir. Y eso que estábamos en plenos cambios con Netoratón anunciando “Las Ideas 2.0″. O viviendo unos día intensos en Francia, convirtiendo en realidad lo que en La Haine, la película de Mathieu Kassovitz se intuía. Pero lo bueno es que la blogosfera siempre está de guardia, si un nodo falla, alguien ocupa su lugar.

David de Ugarte y John Robb han abordado en sus blogs la cuestión desde perspectivas similares a la mía sobre nuevos conflictos (guerra en red, swarming, nuevas tecnologías aplicadas al conflicto). etc. Iñigo Sáenz de Ugarte apuntaba a dos enlaces interesantes que fueron los que me hicieron recordar “La Haine“. Y podría seguir. Pero lo que siempre me he propuesto es hablar de las cosas que pasan por alto a los medios. Porque alguien tiene que encargarse de ello…

Hace ya tiempo, en julio pasado, hablé de la piratería en el estrecho de Malaca. Me interesaba porque la reaparición de la piratería es un ejemplo de los fenómenos que trato de estudiar con el concepto de “Guerras posmodenras”. Tenemos unos actores no estatales que suponen una amenazas no convencional y en donde el límite entre el crimen organizado y la violencia política se hace difusa.

El pasado 5 de noviembre un barco de crucero, con bandera panameña y 302 personas abordo, fue atacado a 100 millas de la costa somalí. El Seabourn Spirit fue abordado al menos por dos embarcaciones cuyos tripulantes abrieron fuego con ametralladoras y lanzagranadas RPG. El barco atacado pudo escapar sin que a bordo se registrara ninguna víctima mortal.

El International Maritime Bureau ya había alertado el pasado mes de agosto de un incremento de los ataques de piratas en la zona. Pero hay quien ya se plantea si el ataque fue un intento de asalto pirata o un ataque terrorista.

Cerca de esa zona hay una fuerza de la OTAN patrullando la entrada al Mar Rojo en el marco de la Operación “Enduring Freedom”. España llegó a formar parte de ella y coincidió que le tocaba liderar la cuando el incidente del So-San. Consideraciones políticas llevaron a retirar la participación de la Armada española en la Task Force multinacional con base en Yibuti que vigilaba el tráfico naval entre África y la Península Arábica. Pero con todo, es un anticipo de lo que está por venir: Misiones internacionales prolongadas en el tiempo en mares lejanos allí donde los estados- nación locales no sean capaces de vigilar sus aguas territoriales, o como en el caso de Somalia el aparato estatal simplmente haya dejado de existir. La ruta marítima de la cocaína sudamericana se ha desplazado ahora al África noroccidental y el Servicio de Vigilancia Aduanera español ha llegado a operar cerca de Cabo Verde. La Armada española prepara una nueva generación de patrulleros de altura, que superarán en desplazamiento a las viejas corbetas clase “Descubierta”, que parecen destinados a este tipo de misiones.

Estados fallidos. Amenazas transnacionales. Piratas, maras, terroristas y mercenarios. Son distintas caras del futuro que nos espera y que aquí trataremos. Volvemos manos a la obra.

2 pensamientos en “Piratas al abordaje

  1. El problema de los failed states está en que la democracia no les reporta beneficios. Hay más rentabilidad en la corrupción.

    De haber un progreso en África, más bien adoptaría el modelo de Estado centralizado, ominipresente y sin democracia, a la manera pakistaní o china.

    Precisamente, la influencia china en el África subsahariana es creciente. Como lo es la de los islamistas.

Los comentarios están cerrados.