¡Sí a la guerra!

Lo malo de tomarse a rebelión.org como un todo es el riesgo de volverse esquizofrénico. En ese portal conviven muchas izquierdas, dispares y contradictorias en muchas ocasiones. Así que es perfectamente comprensible, por ejemplo, oponerse a la guerra de Iraq por ser un pacifista de convicciones profundas que rechaza los ejércitos a la vez que defiende por convicción las estrategias de resistencia no violenta, y coincidir en estar en contra de esa guerra con otros que no son pacifistas pero que se oponen a la guerra por sus implicaciones políticas y geoestratégicas (bonito circunloquio para evitar decir “antiimperialismo” o “antiamericanismo”).

No obstante no deja de resultarme curioso que estos días la bestia negra para el Lado Oscuro de la blogsfera española se haya hecho eco de la cobertura del diario Gramma de las maniobras Bastión 2004. Así sín más. Vivan los ejércitos y los rudos militares… cuando son de una dictadura comunista.

Siempre me he preguntado qué hay detrás de la publicación de fotos como esta: Un cañón antiaéreo KS-19 de 100mm. montado en un chasis de carro de combate T-34. Auténtico “state of the art” de… 1945. Armas de risa masiva.

Pasando lista

Ya estoy en casa otra vez, tras unos días lejos de la civilización. Algún que otro periódico local y los boletines de noticias en la radio del coche han sido mi único contacto con el resto del mundo. Ha sido volver y tener la sensación de que las noticias marchan como si alguien tuviera el dedo puesto en el botón de avance.

Hablaba hace poco de que el eje unidimensional izquierda-derecha era ya insuficiente desde la primera mitad del siglo XX para trazar un mapa ideológico preciso. Así que no es difícil imaginar que en el siglo XXI haya quedado totalmente superado. Tengo pendiente seguir hablando del tema. Pero la salida del blog E-radical y McLiberal de redliberal.com le ha dado una sensación de urgencia al asunto. Basta leer los simpáticos comentarios de despedida que le han dedicado algunos, para saber cómo se las gastan los “liberales” patrios. Ya es hora de ir sabiendo que no sólo no todo el monte es orégano, sino que está lleno de malas hierbas.

Un tema de controversia en mi blog ha sido la guerra de Iraq como causa última del 11-M. Ya saben: Los terroristas, esas buenas personas llevadas por su indignación ante las injusticias del mundo a hacer el mal, nos castigaron por el apoyo del gobierno de Aznar a la invasión de Iraq. De la misma manera leíamos hace años sobre los motivos de la ruptura de Osama Bin Laden con el gobierno saudí. Una historia que pocos recuerdan…

Cuando Saddam Hussein invadió Kuwait el 2 de agosto de 1990 las tropas iraquíes llegaron hasta la frontera entre Kuwait y Arabia Saudita, y allí tomaron posiciones. A los saudíes les fueron presentadas fotos tomadas por satélites estadounidenses donde se mostraban las concentraciones de tropas iraquíes con la sugerencia de que el siguiente paso de Saddam Hussein sería invadir Arabia Saudita. Osama Bin Laden ofreció al gobierno saudí formar un ejército de muyahidines que defendieran los santos lugares del Islam ante la hipotética invasión iraquí, a imagen y semejanza de las “brigadas internacionales” musulmanas que habían acudido a luchar en Afganistán (contaba con toda una “base” de datos de posibles voluntarios). Pero Arabia Saudita prefirió la ayuda de Estados Unidos. Un contingente de más de medio millón de soldados estadounidenses fue acumulándose en el desierto saudí para formar parte de la operación “Tormenta del Desierto”. El wahabismo, la corriente islámica a la que pertenece Osama Bin Laden, hace especial hincapié en la santidad de la Meca y Medina, y en la ausencia debida de extranjeros en Arabia… Tras la guerra de Kuwait las guarniciones estadounidenses que permanecieron en Arabia sufrieron varios ataques terroristas durante la década de los 90. Fue la administración Bush la que retiró las últimas tropas tras el 11-S. ¿Cambió algo el discurso de Bin Laden por ello? Ni de coña.

Todo ello se puede aplicar a España. Tenemos a ZP de presidente. España retiró sus tropas de Iraq. Y por la puerta de atrás la Armada Española desde el verano pasado ya no participa en la vigilancia marítima de las aguas del Cuerno de África dentro del marco de la operación “Enduring Freedom”. Los yihadistas no nos han quitado de su mira. Seguimos en guerra. Y yo precisamente no soy pacifista.

Leíamos el 20 de octubre de 2004 en Gran Atlántico sobre la “desarticulación” de una célula yihadista: Ni un gramo de explosivo, ni un arma. Sólo libritos e intenciones. Y claro, un confidente menos.. Aquello sonaba demasiado a precipitación y afán de dar la campanada mediática. ¿Otra vez lo mismo?

Pensé que era cosa mía. Pero no soy el primero al que se le había ocurrido algo así.

Malos tiempos para la lírica periodística. Sabíamos que ls “sinergias industriales” han sido siempre un motor del grupo PRISA. Un crítico literario de El País se encontró silenciado su artículo sobre la última novela de Bernardo Atxaga. ¿Adivinan qué pasó? Los que quieran echarse unas risas a costa de los límites ajenos a la libertad de expresión que esperen. Alfonso Rojo abandona El Mundo por motivos parecidos. Sus crónicas fueron muchos días razón para comprar un ejemplar de ese periódico. Esperemos poder leerle de nuevo pronto.

En Iraq aumenta esa sensación de que el emperador camina desnudo. ¿O es que nadie lo ve? Pronto hablaremos de ello aquí.

Y en consonancia con estas fechas tan entrañables no está mal reconocer las parodias que tienen bastante buen mérito. Como esta. Hmm…. Tengo una idea. Hasta Cox & Forkum parecen haberse contagiado de ese espíritu benevolante. Yo no diría que Michael Moore salga mal parado en su última viñeta.

Que la Nochebuena les sea leve a todos.

Pobrecitos liberales universitarios

En EE.UU. andan preocupados por la hegemonía de los enfoques de… digamos… la izquierda… en las facultades de Ciencias Sociales, e incluso en universidades enteras. Leyendo “Imposturas Intelectuales” de Alain Sokal y Jean Bricmont, o “Teorías de la Cultura en la Era Posmoderna” de Marvin Harris es realmente para asustarse con el panorama intelectual que describen.

The Economist recoge esta preocupación y nombra la propuesta de algunos de que se impongan todos los puntos de vista en las universidades, un Academic Bill of Rights. Algo parecido se ha hecho en algunos estados respecto a la enseñanza de la Teoría de la Evolución frente al enfoque creacionista. Y amenazan con hacerlo con la Teoría de la Gravedad (ya saben, ese constructo laico-progre).

Lo curioso de todo esto, The Economist pasa de puntillas, es que hay a su vez una hegemonía absoluta de la derecha en otras universidades y otras facultades que nadie ve como un problema. ¡Qué curioso!, ¿verdad…? Y es que como propuso mi profesor de Historia Económica e Historia del Pensamiento Económico, se podría disolver sin problemas el departamento. Al fin y al cabo, ya que se enseña un sólo pensamiento económico, no hay necesidad de estudiar otros.

El caballo del malo

Mi padre trabajó en una gran compañía pública. Y desde pequeño le oí despotricar contra los sindicatos mayoritarios que parecían sólo luchar por justificar su propia existencia. También contra la gestión de la compañía por parte de directivos puestos a dedo por el gobierno y sin ningún interés en realizar su labor de la forma más eficaz posible. El verdadero negocio estaba en fundar compañías de servicios auxiliares a las que, oh casualidad, la empresa pública encargaba la ejecución de servicios. El problema no era la naturaleza pública de la empresa. Era el capitalismo de amiguetes, versión patria, en el que víviamos. Así se justificaba la privatización de la empresa. Todo para que otros amiguetes terminaran dirigiéndola, con contratos blindados y multimillonarias prebendas en stock options. Y mientras, hombres en su madurez, que habían dedicado casi toda su vida laboral a una gran empresa que sentían como propia, terminaron de patitas en la calle. James Petras, en su famoso informe, hablando de esa generación recogía el sentimiento [pág. 25]: “La emergencia de una conciencia de clase se acompañaba del orgullo de formar parte de una empresa productiva moderna, del orgullo en el trabajo y de ser un trabajador“.

Cosas de las recortes de gastos, miles de trabajadores eran sacrificados y los altos directivos recompensados con stocks options multimillonarias. Nunca fui un genio de las matemáticas, así que nunca pude calcular a cuántos sueldos de trabajadores equivalían aquellos pagos.

Leí hace poco en La SinRazón que el secretario general del Sindicato Independiente de la Agencia Tributaria había afirmado que el nuevo plan de la Agencia para combatir el fraude fiscal contenía “mucha literatura y propone modificaciones. Entre ellas, SIAT aboga por crear un departamento de investigación, que permita incrementar el número de inspectores que investigan, reducir los que se dedican a gestionar desde las oficinas y elevar la recaudación del Estado. El sindicato presentará un documento alternativo al difundido.”

Ahí está. Un sindicato independiente, como al que mi padre se unió. Dando caña. Y exigiendo que los inspectores hagan su trabajo. Y no precisamente montados en el caballo del malo, como algunos quisieran…

Tocando las pelotas ajenas

Durante bastante tiempo los españoles nos hemos tirado el rollo internacionalmente con las excelencias de la Transición. Ayudó que cada jefe de gobierno de Europa del Este o América Latina a su paso por España, al igual que académicos e intelectuales extranjeros, nos hicieran la pelota mostraran su “admiración” por la forma en la que en España se instauró una democracia parlamentaria. La versión oficial decía que la Transición fue posible porque desde dentro del Régimen se asumió el cambio, y tantos unos y otros cedieron (Juan Carlos I jefe de Estado, legalización del PCE, etc.). Al final, tanto sacar pecho con lo ejemplar de nuestra experiencia, y sin embargo habría que preguntarse si aquí hemos aprendido algo.

No sé qué pasará en Cuba el día después del hecho biológico, ese eufemismo para referirse a la muerte de Fidel Castro, pero no parece que “leña al Coma Andante que es de goma” y “nosotros no dialogamos con dictadores” sea el camino a seguir. ¿Se imagina alguien semejante política, excluir al Régimen, en la España de 1975? A no ser, claro está, sucesos como el viaje de Jorge Moragas a Cuba hayan de ser entendidos en clave de política interior española.

Ir de salvadores de la patria (ajena) tiene sus riegos. El periódico británico The Guardian tuvo la genial idea de animar a sus lectores a que escribieran una carta personal a un habitante de un condado de Ohio pidiendo el voto por John Kerry, estado que resultó crucial en las pasadas elecciones presidenciales de Estados Unidos. ¿El resultado? Ganó Bush en aquel indeciso condado (y de paso en el indeciso estado de Ohio). Hubiera sido interesante saber la reacción en el cuartel general de la campaña de Kerry a las declaraciones de apoyo por parte de ZP. El apoyo explícito a una figura política o a un movimiento o partido desde el exterior es en ocasiones la mejor forma de hundirlo. Cada vez que veo en las noticias la coletilla el candidato o el partido “apoyado por Occidente” es para temblar. ¿Qué conclusiones podemos sacar entonces sobre Cuba, Palestina e Irán?

Jornadas en Madrid “Internet: Regulación, Resistencia y Distopía”

Los próximos días lunes 13 y martes 14 de diciembre tendrán lugar en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la Universidad Complutense de Madrid las jornadas “Internet: Regulación, Resistencia y Distopía”, organizadas por CiberSomosaguas, grupo de investigación sobre cibercultura y movimientos sociales. Las jornadas han sido pensadas como una prolongación presencial del IIº Congreso On-Line del Observatorio para la Cibersociedad. El programa completo se encuentra aquí.

El miércoles 15, además, tendrá lugar una jornada titulada “Democracia Digital, e-administración y participación ciudadana a través de redes telemáticas“, organizada por el Observatorio para la Democracia Digital y los Derechos de Ciudadanía en Internet (Proyecto VOTESCRIPT).

Las instrucciones para llegar al Campus de Somosaguas, donde se encuentra la facultad de Ciencias Políticas y Sociología, están aquí.

Aliens vs. Predator

El viernes fui a ver Alien vs. Predator. Sí, ya lo sé… Pero bueno… La gracia de la película es ver al cazador cazado por una bestia aún más bestia, y como por el camino entre ambos se llevan a todos los humanos que sin comérselo ni bebérselo “pasaban” por allí. Vamos, algo así como la comparecencia de Aznar en la comisión del 11-M según algunos:

Como dice Íñigo de Ugarte, escuchar a Aznar y a los otros intentado jugar a los polis malos cerca de once horas no hay Dios que lo aguante. Así que todos hemos terminado leyendo los resúmenes de prensa (ya sabemos, en manos de la “izquierda”). Y yo me pregunto ¿qué fuman algunos? Yo, como no consumo cosas raras, me quedo en la inopia. Porque vamos a ver…

En Asturias se descubre ahora un desaguisado policial tremendo que sucedió durante el gobierno del PP, el cual hace pensar que el 11-M quizás pudo haber sido evitado… Y aquí no ha pasado nada.

Bin Laden amenaza directamente a España en un vídeo emitido por Al Yazira en octubre de 2003, y tiempo después el infeable Ministro de Interior afirmó que “no hay ningún dato que señale a España como objetivo prioritario de Al-Qaeda, ni siquiera como mero objetivo” [léase 11-M La Venganza de Casimiro García-Abadillo. La Esfera de los Libros. pág. 173. Más sobre el libro aquí]. Se descuida la lucha contra el terrorismo yihadista… Pero oiga, aquí no ha pasado nada. Pelillos a la mar.

Sin ninguna prueba objetiva y material el gobierno del PP anunció a bombo y platillo que el 11-M fue obra de ETA, y lo siguió manteniendo mientras la policía acumulaba pruebas sobre la autoría de terroristas yihadistas, pero aquí no sólo no ha pasado nada sino que la derecha quiere que se investigue la manipulación e intoxicación de un grupo mediático de “izquierda”. [Ahora me entero vía ElConfidencial.com que el teléfono hallado en la bomba sin explotar el 12-M por la mañana valía como una prueba más que apuntaba hacia la pista islamista].

Aznar se va por los cerros de Úbeda hablando de la corrupción y el GAL durante el gobierno de Felipe González, que se enteró de todo por la prensa, y afirma que no tuvo responsabilidad alguna en el telegrama enviado a las embajadas y petición de una resolución de la O.N.U. condenando a ETA y el atentado. ¿También se enteró por la prensa?

¡Menos mal que la “izquierda” controla los medios!, ¿no?

Algunos mal pensaos ya andan barruntando que ha habido un pacto bajo cuerda entre PP y PSOE para ser suavitos con el líder del otro partido. Habrá que ver qué pasará con ZP en la Comisión. Pero queda esa perenne sensación de que en los partidos que estaban en la oposición el 11-M nadie ha hecho los deberes. Si con pasearse por la blogsfera lo tenían chupado. Ayyyy… ¡Un poquito de por favor…!