Tiranos por accidente

La blogosfera neocon se siente estos días conmovida con la aparición de fosas comunes de niños y mujeres asesinados en los tiempos del régimen de Saddam. Desmontadas las razones de la guerra (armas de destrucción masiva y vínculos con Al Qaeda), al menos les queda que Saddam era un tirano… Claro, que fuera uno de tantos tiranos apoyado por EE.UU. parece ser un detalle menor. El Ministerio de la Verdad, una vez más, reescribe la historia.

Conmueve tanta preocupación por los derechos humanos. Sólo hay que ver la dedicación dada a la noticia sobre los “desaparecidos” por el régimen de Pinochet. Si tiempo atrás suboficiales de las fuerzas armadas chilenas habían revelado que detenidos durante la dictadura habían sido lanzados al mar atados a trozos de rieles de tren ahora se ha sabido que submarinistas siguiendo órdenes del juez Guzmán han encontrado esos rieles en el lugar señalado por los militares.

¿Hace falta preguntar por qué la segunda noticia no ha aparecido en primera plana?

  [Esta entrada fue publicada originalmente en el blog Zoon Politikon de pitas.com]

La información quiere ser libre

El caso Wanninkhof no se resolvió hasta que un “iluminado” de ¿la Policía Nacional o de la Guardia Civil? se le ocurrió hacer una consulta sobre unas huellas al otro cuerpo.

Hoy informa La SinRazón que “en un plazo de dos meses habrá resultados sobre la unificación de bases de datos [del Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil]relativas a la voz, el ADN, explosivos etc.

Inquieta imaginar que haya tenido que suceder el 11-M para qaue a estas alturas a alguien se le ocurra centralizar las bases de datos paralelas y compartimentadas que mantenían los dos principales cuerpos de seguridad en España. E inquieta imaginar cuánto podría haberse evitado o cuántos crímenes podrían haber sido resueltos.

Con paso firme y resuelto pronto llegaremos en España al siglo XX.

[Esta entrada fue publicada originalmente en el blog Zoon Politikon de pitas.com]

Un partido como Dios manda

El pasado domingo 10 de octubre Luis Ansón lanzaba una advertencia a Mariano Rajoy desde su periódico, La SinRazón, sobre las últimas medidas adoptadas por el gobierno socialista permitiendo el matrimonio entre personas del mismo sexo y el derecho de estas parejas a adoptar niños. Viene a decir Ansón que si Rajoy no se opone con suficiente firmeza a las políticas del PSOE contrarias a la doctrina católica podría encontrarse con nuevo partido político que le arrebatase al Partido Popular buena parte de su electorado.

Ansón esgrime unos datos inapelables:

-El 85 por ciento de los españoles se proclaman católicos.

-El 97 por ciento de fallecidos en España se entierran en sagrado.

-Casi el 80 por ciento de los matrimonios son religiosos.

-Más del 80 por ciento de padres inscriben a sus hijos en la clase de Religión.

-Doce millones de fieles acuden a misa los fines de semana.

-Las procesiones y oficios de Semana Santa y Navidad viven un auge espectacular.

-El Papa movilizó en Madrid en su última visita a más de dos millones de personas y en el acto para la juventud se concentraron por encima del millón de jóvenes.

-Las comunidades de base cristiana y las ONG de impregnación católica crecen como la espuma igual que el movimiento neocatecumenal.

Todo esto haría parecer que España es un país profundamente católico, si uno no se tomara la molestia de observar la realidad, y no los meros datos estadísticos. Bodas, bautizos y funerales católicos se realizan más por tradición que por fe. Las bodas civiles siguen pareciéndole a las españoles, y casi podríamos decir más a las españolas, menos boda que las de blanco y en la iglesia. De ahí que tantos agnósticos y no practicantes se casen por la iglesia. Los padres apuntan sus hijos a clases de religión y catequesis más que nada para que sean educados en ser buenos y pasar por los sacramentos de turno (Primera Comunión y Confirmación), que por verdadera convicción de querer que sus hijos asuman todas las consecuencias de ser católicos. A las fiestas de la patrona o el patrón, romerías y demás jolgorios no se acude por otra cosa más que por la diversión. Y estaría por ver cuánto de aquel “millón” de jóvenes que acudieron a ver al Papa cumplen la doctrina sexual de la Iglesia Católica.

El lunes 11 de octubre El Mundo publicaba una encuesta de Sigma Dos (sin ficha técnica por cierto). El 68,00% de los españoles está a favor de que las pareja de homosexuales tengan los mismos derechos que los matrimonios y el 54,70% con que a las parejas de homosexuales se les pueda considerar “matrimonio”. La adopción de niños por las parejas de homosexuales las apoya el 47,50% y el “divorcio rápido” a partir del deseo expreso de uno solo de los cónyuges lo aprueba el 70,50% de la población.

Quizás podría crearse en España un partido de corte conservador que aglutinara al voto católico más carca. Pero habría que ver qué posturas defendería ese partido en torno al papel de la mujer en la sociedad, los inmigrantes o Europa, y ver entonces quién estaría dispuesto a votarle. Quizá ese partido ya esté inventado.

 [Esta entrada fue publicada originalmente en el blog Zoon Politikon de pitas.com]

Quien controla el presente controla el pasado

El guión de la 3ª Guerra del Golfo fue ciertamente interesante. Los Estados Unidos estaban dispuestos a invadir Iraq para derrocar al malvado tirano Saddam Hussein que poseía armas de destrucción masiva y tenía inquietantes vínculos con la organización terrorista Al Qaeda. Saddam en su largo historial de violaciones de los derechos humanos había empleado ya armas químicas contra su propia población y había invadido dos países vecinos en sendas guerras. Tras el 11-S la combinación terrorismo islamista y armas de destrucción masiva era una combinación a evitar a toda costa. Era preciso actuar antes de que fuera demasiado tarde. Derrocar a Saddam e instaurar una democracia serviría, además, como ejemplo del afán libertador de EE.UU. y de modelo positivo para el resto de Oriente Medio. Sin embargo los Estados Unidos se encontraron principalmente con la oposición de Alemania, Francia y Rusia, tres países que se habían beneficiado económicamente exportando armamento y tecnología para la fabricación de armas químicas y biológicas a Iraq… ¿O no?

Iraq había lanzado su ataque contra Irán tras el triunfo en este último país de la revolución islámica que había derrocado al monarca aliado de EE.UU. y convertido a Irán en una especie de teocracia con el antiestadounidense “ayatolá” Jomeini al frente. Saddam Hussein contó primero con la complacencia de EE.UU. y las monarquías petroleras de la zona que veían a Irán como una amenaza. Más tarde esa ayuda se materializó en préstamos y transferencias de tecnología desde EE.UU. y otros países para los programas de destrucción masiva de Iraq. El uso de armas químicas contra la población kurda no llevó a que Washington replanteara su ayuda a Iraq. Tras el fin de la guerra Iraq quedó arruinado y en 1990 entró en conflicto con Kuwait, acusando a este emirato de sobreexplotar una bolsa de petróleo que se extendía a ambos lados de la frontera. No está claro el papel de EE.UU. en todo ello, pero hay quien dice que a Iraq comunicó su intención de mantenerse neutral en el conflicto y animó a Kuwait a adoptar una postura más agresiva en sus negociaciones con Iraq. El 2 de agosto de 1990 Iraq invadió Kuwait, y meses más tarde, el 17 de enero de 1991 comenzaba la operación “Tormenta del Desierto”. A su fin los EE.UU. implantaron bases permanentes en la península Arábiga y sus fuerzas armadas encontraron una razón de ser tras el fin de la Guerra Fría. Durante la guerra el programa de armas de destrucción masiva iraquí fueron destruidas por los bombardeos y durante los siguientes doce años el país estuvo sometido a un embargo internacional. Tras la 3ª Guerra del Golfo en 2003, las supuestas armas de destrucción masiva nunca aparecieron. Ni se mostró vínculo alguno entre el gobierno del partido laico Baaz y el grupo islámico Al Qaeda.

Puede que tarde o temprano todo vuelva a empezar, esta vez con Irán. Los “expertos” alertan de lo avanzado del programa nuclear iraní y se barajan las posibilidades de un posible bombardeo preventivo que bien podría ser estadounidense… o israelí. El 7 de junio de 1981 un ataque aéreo israelí destruyó el emplazamiento del futuro reactor nuclear iraquí , no muy lejos de Bagdad. En la “Operación Ópera”, según la denominación israelí, participó el que sería futuro astronauta israelí, Ilan Ramon (ver más aquí o aquí), y de la condena internacional en 1981 se pasó en 1991 al reconocimiento explícito que liberar Kuwait hubiera sido imposible con un Saddam Hussein con armas nucleares.

En algún momento se volverá a activar la maquinaria de propaganda y la historia se rescribirá para responder a los argumentos políticos de turno.. Por eso, antes de que lo hagan desaparecer, es interesante leer un informe de Halliburton, la empresa que dirigió el actual vicepresidente de los EE.UU., sobre sus negocios en Irán.

[Esta entrada fue publicada originalmente en el blog Zoon Politikon de pitas.com]

Furor de converso

Se dice que no hay peor fanatismo que el de los conversos. El trotskismo ha sido una buena cantera de la derecha neocón estadounidense. Y en España los medios de comunicación de derechas encuentran de lo más chic contar entre sus columnistas a algún antiguo radical de izquierda reconvertido al sendero luminoso del neoliberalismo. Tales sujetos parece que sintieran la necesidad de lanzarse con furia inquisidora contra la izquierda en su conjunto para purgar el pecado juvenil de haber militado en algún de sus ramas más rancias. Como si convenciendo a los demás de que la izquierda en su conjunto es un monstruo sectario su responsabilidad individual en militar voluntariamente en un movimiento que ahora nos parece abominable fuera menor.

LibeloDigital no podía ser menos, e incluye en su plantel de columnistas fijos a un antiguo stalinista y a un antiguo terrorista de los GRAPO, Pío Moa. La deriva ideológica de este último es francamente sorprendente. Ahora también es defensor de las buenas costumbres.

Este fin de semana Pío Moa nos presentaba en Libertad Digital un argumento demoledor contra el matrimonio entre homosexuales: Ahora nada impedirá que los zoófilos reclamen el derecho a casarse con el animal con el que mantienen relaciones sexuales. Lástima que Moa haya olvidado que hablamos de un acuerdo entre dos personas adultas.

[Esta entrada fue publicada originalmente en el blog Zoon Politikon de pitas.com]

Quid pro quo?

El domingo 3 de octubre en una operación policial hispanofrancesa, pero desarrollada principalmente en suelo francés, eran detenidos los dos principales dirigentes de ETA y descubiertos una gran cantidad de material y documentos. En primer lugar se dijo que la presencia de Antza y Anboto en aquella casa de Salies-de-Béarn era casual. Pero poco a poco ha ido transcendiendo que la operación era el resultado de una larga investigación de los servicios de información franceses, los Renseignements Généraux y la Guardia Civil.

En la semana siguiente Pasqual Maragall afirmó que este éxito policial respondía a las mejores relaciones con Francia del gobierno de Rodríguez Zapatero. Una idea negada por el ministro de Economía, Pedro Solbes. Pero que plantea una idea inquietante: La colaboración francesa en la lucha contra el terrorismo avanza a golpe de mercachifleo diplomático. Ciertamente ha sido así durante años, pero inquieta que alguien desde el partido político en el poder lo asuma tan alegremente. La ayuda de otro país miembro de la Unión Europea en la lucha contra el terrorismo no es algo que se haya de negociar, es algo que se ha de obtener de forma automática. De lo contrario, asusta pensar la Europa que estamos construyendo.

[Esta entrada fue publicada originalmente en el blog Zoon Politikon de pitas.com]

Tocan a degüello

El pasado día 1 de octubre Fernando Berlín, director de Radiocable.com publicó un artículo en El País titulado “La red de pensamiento agitativo en Internet”. Daba constancia de la aparición en Internet de un tiempo a esta parte, en especial tras la victoria socialista en las últimas elecciones generales, de una constelación de blogs marcadamente conservadores. Berlín veía en todo ello una cuestión sobre la que alertar porque están construyendo en Internet una realidad paralela sobre acontecimientos de actualidad, como por ejemplo las teorías conspirativas sobre el 11-M. Y sobre todo porque han conseguido que sus ideas tengan repercusión en los medios convencionales de la derecha.

Inmediatamente esa misma blogosfera conservadora se ha lanzado contra Fernando Berlín, recreándose en ese mito de que los medios de comunicación son mayoritariamente de izquierda (sería interesante un recuento de los medios generadores de opinión: prensa y radio) y ellos, una especie de freedom fighters echados al monte. El artículo en cuestión dicen, no podía ser de otra forma, es un elemento más de la conspiración urdida por el grupo PRISA para acallar las últimas voces libres de este país. Es el mismo nivel de delirio que esos análisis desde la izquierda que llamaban a Aznar fascista y a Ariel Sharon nazi. Para ellos la izquierda es una fuerza monolítica y totalitaria que posee el monopolio ideológico-mediático en España. Y curiosamente aunque muchos de ellos se llaman a sí mismo liberales, se limitan a ser neoliberales en lo económico y ultraconservadores en lo social. Son nuestra derecha neocón.

Como señala David Iwasaki, el artículo es un tanto desafortunado al “alertar” en vez de “constatar” de la aparición de esa red de blogs conservadores dentro de la blogosfera española. Sus autores están por su puesto en su perfecto derecho de crearlos y difundir en ellos todos los embustes, manipulaciones e ideas mezquinas. El problema es todo esto ha cogido por sorpresa a aquellos para quienes Internet tenía un halo románico de libertarismo de izquierdas. Sin embargo para cualquier habitual navegante de la blogsfera este fenómeno no es más que un reflejo del surgido en Estados Unidos. Merde in France, tiene su equivalente en Mierda en España. Instapundit y otros blogs titulados pundit tienen su equivalente en Barcepundit. Allí Internet se ha convertido en el refugio de la derecha más reaccionaria, mientras que en España lo es para todo aquel sector de la derecha que no encuentra un hueco en los medios de masas de la derecha convencional en el eterno viaje al centro del Partido Popular, especialmente ahora que les toca estar en la oposición.

David de Ugarte, una de las mentes detrás de ciberpunk.net y un liberal del siglo XXI en la línea de las Juventudes Liberales, en su imprescindible libro “11-M. Redes para ganar una guerra” ya hablaba de ello en una nota a pie de página sobre el neconservadurismo español. Y señalaba allí el papel del periódico digital Libertad Digital (a partir de aquí LibeloDigital) y de su inefable director, Federico Jiménez Losantos. En una entrevista con Fernando Berlín en Periodista Digital a propósito de la polémica surgida con su artículo, se preguntaba “por qué Federico Jiménez Losantos lanza cosas en Libertad Digital que no contaría nunca en la radio”. La red sirve para tirar la piedra y esconder la mano.

La publicación del artículo ha evidenciado bastante bien los modos y el talante de la constelación española de blogs neocon y su visión paranoica de la realidad. Paradójicamente en todo esto, o no, a De Ugarte le han llovido tortas desde blogs que se proclaman liberales.

A la izquierda le toca ahora despertarse y abandonar la idea de que existir en Internet es tener una página web. El modelo representado por ese cajón de sastre que es rebelión.org está superado (podíamos decir otro tanto de algunas líneas ideologías allí representadas). Y mientras, la derecha toca a degüello. Es hora de ponerse en marcha.

[Esta entrada fue publicada originalmente en el blog Zoon Politikon de pitas.com]